Múnich en 3 días

Decidimos viajar a Múnich después de una ruta por el sur de Alemania. Se trata de una ciudad cosmopolita con un legado cultural e histórico realmente interesante. Si tienes en mente hacer una escapada a esta preciosa ciudad, te voy a explicar cuál fue mi recorrido para que puedas sacar el máximo partido a tus vacaciones y ver los imprescindibles de Munich en 3 días.

Múnich en 3 días

Qué hacer en Múnich en 3 días

Si es la primera vez que visitas esta ciudad te voy a contar el recorrido que hicimos para que puedas visitar los lugares más importantes de Múnich en 3 días.

El primer día, como es habitual en un lugar desconocido, lo dedicamos a recorrer un poco la ciudad y sus principales lugares de interés. A día de hoy se conservan tres de las puertas de acceso a la ciudad: la puerta de Isartor, la de Sendlinger y la de Karlstor. El casco histórico se concentra alrededor de la popular plaza Marienplatz. Allí pudimos ver algunos de los edificios más importantes, como es el Nuevo Ayuntamiento  o Neues Rathaus.

Las figuritas mecánicas de su reloj, a las 11, 12 y a las 17 recrean escenas de la historia de la ciudad. Tiene una torre de 85 metros de altura a la que se puede subir y disfrutar de las vistas del casco antiguo. De las mismas o mejores vistas se puede disfrutar también desde la iglesia más antigua de Munich, Peterskirche, aunque para ello deberás subir una estrecha y eterna escalera. Pero sin duda, las mejores vistas panorámicas se disfrutan desde la torre de la Catedral de Nuestra señora de Múnich o Frauenkirche.

El antiguo ayuntamiento o Altes Rathaus, de estilo medieval, es a día de hoy un museo de juguetes perfecto para visitar si vas a viajar a Múnich con niños.

Viktualienmarkt es un mercado al aire libre de productos frescos y típicos de la región. Es el mercado más importante de la ciudad junto a Schrannenhalle, un mercado gourmet. Una buena opción es comprar algo de comida en alguno de los puestos y comértela en un biergarten, unas terrazas muy típicas del lugar en las que sentarte a comer y tomar una buena jarra de cerveza.

Un buen lugar para bajar la comida o simplemente relajarse un rato y desconectar es el Jardín Inglés, uno de los parques urbanos más grandes del mundo, más de cuatro kilómetros cuadrados llenos de vegetación, lagos y esculturas. El parque está atravesado por río Eisbach, en el que es habitual encontrar gente practicando surf. Es un río muy curioso puesto que forma una ola permanente de un metro de altura. Algunos de sus principales atractivos son la Casa de Té, el monóptero y la Torre China. También encontrarás numerosas cervecerías.

El segundo día lo aprovechamos para visitar la gran colección artística que alberga el Alte & Neue Pinakothek y Pinakothek der Moderne. Otro museo que recomiendo a los amantes de las ciencias y la tecnología es el Deutsches Museum, el museo más grande de tecnología del mundo.

Entre museo y museo, y para reponer fuerzas, hicimos una de las visitas imprescindibles en Múnich, en especial para los amantes de la cerveza: la cervecería Hofbräuhaus, con más de cinco siglos de historia. Se trata de un lugar donde disfrutar del ambiente y la música típicos de la ciudad a la vez que disfrutas de una Augustiner, Spaten o Franziskaner, algunas de sus cervezas más famosas.

El tercer día cogimos un tren en dirección a la ciudad de Füssen para visitar el Castillo de Neuschwanstein, uno de los más bonitos del mundo. Es un castillo de cuento de hadas situado en los pies de los Alpes que sirvió de inspiración a Walt Disney. Junto a los palacios de Linderhof y Herrenchiemsee se completa el conjunto conocido como los “Castillos del Rey Loco”. Aunque en su interior se encuentran salas y habitaciones impresionantes, lo realmente espectacular es su exterior.

Una vez terminado el recorrido aprovechamos para recorrer el casco histórico de Füssen, del que destacarían sus preciosas iglesias barrocas, el monasterio Santo Mang y sus casas medievales.

Si tienes previsto viajar a Múnich en esta época, recuerda que ya hace frío, así que te aconsejo que lleves ropa de abrigo que sirva también para tapar de la humedad, gorro para cubrirte la cabeza y calzado cómodo e impermeable por si llueve, calcetines gruesos para mantener los pies calentitos, bufanda y guantes.

Te dejo un enlace por si necesitas algo más de información sobre qué hacer o qué ver en Múnich en 3 días.

¡Prost!

 

Rosa Trives

Agente de márketing online de Halcón Viajes. Amante del ecologismo, los animales, la gastronomía y los viajes