Islas Canarias, islas de escritores

blogshalcon-vacaciones-canariasescritores

Asociar las Islas Canarias al sol y a la playa es lo habitual, pero este archipiélago constituye también un interesante destino cultural que, entre otras cosas, hará las delicias de los amantes de la literatura.

Miguel de Unamuno, Benito Pérez Galdós y José Saramago: tres escritores de diferentes estilos pero con algo en común, los tres vivieron en algún momento de sus vidas en las Islas Afortunadas, usándolas como inspiración para algunas de sus obras y dejando en ellas su huella para siempre. ¿Te animas a seguir sus pasos en tus próximas vacaciones?

Fuerteventura y el exilio de Unamuno

La isla de Fuerteventura está llena de lugares relacionados con la vida y obra del escritor vasco que, curiosamente, no fue a las islas por voluntad propia sino debido al exilio al que fuera condenado por Primo de Rivera. Allí se enamoró de esa tierra árida pero llena de calma y sosiego, como él mismo la describió. Algunos de los rincones imperdibles para sus seguidores, los favoritos del escritor, son el pueblo de Betancuria, la Península de Jandía o Montaña Quemada, donde se alza un monumento en su memoria. Por último, la casa-museo del escritor, ubicada en el antiguo Hotel Fuerteventura de Puerto del Rosario que Unamuno ocupó durante cuatro meses, recoge una gran muestra de fotografías, textos de su puño y letra, así como la cama y la mesa donde probablemente muchos de ellos fueran escritos.

Gran Canaria, cuna de Benito Pérez Galdós

Nacido en Las Palmas de Gran Canaria en 1843, Benito Pérez Galdós vivió los primeros 19 años de su vida en una típica casa del barrio de Triana que hoy día ha sido convertida en un impecable museo donde se reproduce no solo su hogar de entonces, sino también aquellos en los que viviera en Santander y Madrid. Muebles originales, fotografías y otros objetos personales hacen de este museo un lugar inmejorable para conocer la intimidad de aquel que con su estilo realista se convirtió en uno de los mejores cronistas de su época.

Lanzarote, último hogar de Saramago

«Una casa hecha de libros», así definió José Saramago la vivienda de la localidad de Tías donde pasó la mayor parte de sus últimos 18 años de vida, y así nos la definen en la web de este museo inaugurado en 2011, un año después de la muerte del Premio Nobel portugués. La impresionante librería, el salón, la cocina… incluso la habitación donde el escritor exhalase su último suspiro se mantiene intacta. Tanto, que cuando uno entra en el estudio, presidido por una gran mesa de escritorio sobre la que reposa un ordenador, parece que Saramago fuese a volver en cualquier momento para retomar esa novela que, según dicen, había comenzado poco antes de morir.