Música clásica y rock se dan la mano en República Checa

blogshalcon-vacaciones-festivalesrepublicacheca

¿Amantes del rock y la música clásica a partes iguales? Entonces id pensando en vuestras vacaciones de este verano, ya que durante los meses estivales tenéis un par de citas en República Checa que no os vais a querer perder: los festivales Kutna Horá y Cesky Krumlov.

Sí, hemos empezado hablando de rock y no nos hemos equivocado. Y es que este país, capaz de aunar historia y cultura con su faceta más moderna, introduce este verano un par de novedades de lo más cañeras en dos de sus festivales de verano, haciendo de ellos la oportunidad ideal para introducirse en la música clásica de la mano de dos de los más revolucionarios grupos de la Historia del rock.

Para ello, la sexta edición del Festival Internacional de Música de Kutna Hora, que este año se celebra entre los días 6 y 15 de junio, contará con la presencia de Pink Floyd. En colaboración con el compositor Ron Geesin, la mítica banda inglesa ha compuesto una progresiva obra llamada “Atom Heart Mother”: una exquisita fusión de la música clásica con el rock que presentarán el martes 11 de junio en la Iglesia de Santa Bárbara.

Por su parte, aquellos que del 19 de julio al 17 de agosto acudan al Festival Internacional de Música Cesky Krumlov podrán disfrutar de “The Queen Symphony”, una exclusiva y novedosa obra que, en seis movimientos, reinterpreta y actualiza algunos de los más conocidos temas de Queen. Un bonito homenaje a una banda cuyo líder, Freedy Mercury, ya dijo en una ocasión lo mucho que le gustaría que la gente hiciera sus propias interpretaciones de sus canciones.

Y si os quedáis con ganas de más y os apetece seguir explorando el mundo de la música clásica, tan ligada a la tradición de este país, ocasiones no os van a faltar. Praga y Litomysl, entre otras ciudades, serán este verano el escenario de numerosos conciertos y festivales en los que podréis seguir disfrutando de la mejor música al tiempo que descubrís este hermoso país con tantos siglos de historia (musical y no solo) a sus espaldas.