Obligaciones del pasajero en un crucero

Blogshalcon-cruceros-Obligaciones pasajeros crucero

Afortunadamente la gente suele ser responsable y asumir que siempre, en todas partes, hay unas normas que cumplir en beneficio de todos. Pero como siempre puede surgir algún verso suelto empeñado en imponer su voluntad o la del dinero pagado, todos los medios de transporte suelen tener establecidos unas obligaciones del pasajero; los cruceros no son una excepción.

La primera, elemental en cualquier viaje, es presentarse con toda la documentación necesaria: pasaporte, visados de entrada y salida, tarjeta sanitaria, póliza del seguro y, por supuesto, el billete. Todos ellos pueden ser requeridos en cualquier momento, bien por la tripulación, bien por las autoridades de cada país al llegar a puerto. Y atención porque si éstas rechazan el permiso de entrada por la caducidad u olvido de algún papel la compañía no se hace responsable.

En ese sentido, el pasajero no sólo debe haber recibido todas las vacunas médicas exigidas y acreditarlas sino también certificar que se encuentra en las condiciones físicas y psicológicas mínimas para emprender un crucero.

Otra obligación, de pura lógica y que no debería ser preciso reseñar, es mantener un comportamiento adecuado a bordo de manera que no se ponga en peligro la seguridad, paz o disfrute del crucero de los demás pasajeros. Ello incluye cumplir las normas de prudencia y diligencia que marquen el capitán y los oficiales, quienes tienen rango de autoridad en el buque -igual que el comandante de un avión-. De hecho, el capitán puede autorizar inspecciones a cualquier persona, así como su equipaje o camarote, por razones de seguridad. Incluso negar su embarque u ordenar que sea desembarcada.

Hay algunas cosas que no se pueden subir al barco. Por supuesto, las armas y explosivos, así como sustancias peligrosas, tóxica o inflamables. Algunas compañías como Iberocruceros explicitan que en el equipaje de mano los líquidos deben llevarse en bolsas de plástico transparentes y no han de exceder los 100 ml, tal cual ocurre también en los aeropuertos.

Tampoco se admiten mascotas o animales vivos. Otra cosa son los perros guías para invidentes, aunque en este caso hay que solicitarlo con antelación cuando se tramita la reserva. Y huelga comentar que han de tener su cartilla sanitaria y la correspondiente autorización para entrar a los países que se visiten.

Las compañías no se hacen responsables de las pérdidas o robos de propiedades que no se hayan registrado previamente como artículos de valor: dinero, joyas, obras de arte, etc. Hay una excepción: que el incidente se haya producido durante el traslado del equipaje y se deba a negligencia del personal encargado.

Por último, el pasajero tiene el deber de cuidar las instalaciones del barco y todo lo que hay en él, incluidos mobiliario y otros pasajeros. Cualquier daño o desperfecto, así como las sanciones o multas que pudiera recibir la naviera por parte de algún país a causa de su comportamiento inadecuado durante la escala, tendrá que pagarlo.