Orbitron, recorriendo la Vía Láctea al estilo Flash Gordon

orbitron
En épocas medievales se pensaba que la Tierra era el centro del universo, a pesar que el modelo heliocéntrico (aquel en donde la Tierra gira en torno al Sol) ya había sido discutido por muchos pensadores siglos antes de Cristo. Su atribución definitiva se la llevó Copérnico, pero uno de los mayores visionarios de la historia, Leonardo Da Vinci, realizó una serie de dibujos imaginando cómo los planetas giran alrededor del sol. Bajo esta inspiración se creó la atracción Orbitron-Machines Volantes, un clásico de Disneyland® Paris.

La atracción se inauguró con el parque en abril de 1992, y desde entonces ha hechizado a millones de niños llevándolos a otra dimensión, pilotando sus propios cohetes alrededor de la galaxia imaginada por Da Vinci y con una estética inspirada en el estilo Art decó de los años 30, en sintonía con el estilo reinante en Discoveryland, el retro-futurismo.

Los planetas de la Vía Láctea, están representados por tamaño y sus formas se inspiran en los instrumentos astronómicos de bronce y cobre utilizados por los científicos del Renacimiento.

La atracción no se recomienda para personas que se marean fácilmente, ya que efectúa numerosas vueltas alrededor del astro rey, pero al mismo tiempo es una oportunidad de ver todo el entorno de Discoveryland desde una altura privilegiada.

La podrás divisar muy fácilmente, ya que su estampa es más que llamativa y se halla en todo el centro de Discoveryland, entre Autopia y Space Mountain 2: The Mission. Aunque su ubicación estratégica hace que los tiempos de espera para subir sean un poco largos. Pero no desesperes, viajar por los planetas al mejor estilo de Flash Gordon tiene su recompensa. Y si subes de noche, ¡las luces de neón hechizarán tus sentidos! No recomendada para niños menores de 1 año.