Escapada otoñal desde Gijón

Os proponemos planificar una escapada para este otoño mirando al mar, con sabor a sal, pero con un plan más rural que playero. ¿Y dónde nos vamos? Pues nuestra ruta comienza desde Gijón donde comenzaremos a descubrir sus alrededores y sus pueblos con encanto marinero.
Cudillero es uno de los pueblos más conocidos de Asturias

Cudillero

Tazones se encuentra a unos 25 km de Gijón. Pese a que es un pueblo pequeño tiene mucha historia. Encajado en la ladera de dos montes y con un trazado irregular en sus calles fue declarado conjunto histórico.  Es conocido por su belleza y porque se encuentra uno de los yacimientos de huellas de dinosaurios del Jurásico de toda Europa, existiendo varias rutas para visitarlas. Tiene una playa en cuyo pedrero pueden observarse huellas jurásicas.

Pero además, Tazones tiene otra “huella” histórica. Fue el primer pueblo de la península que pisó por Carlos V cuando desembarcó en su primer viaje a España.

Cudillero

Uno de los pueblos más visitados de Asturias. Sus calles empinadas, sus casas de colores, sus balcones y ventanas desde donde cuelgan “el curadillo” (el pescado puesto a secar). Es un pueblo de tradición y costumbres pesqueras. La vida marinera se siente cuando ves las redes o las cañas cerca del puerto, otro de los puntos con más vidilla del pueblo. Si queréis tomar el aperitivo o comer, debéis pasar por la animada plaza de La Marina.

Una de las playas que nos os puede faltar visitar si llegáis a Cudillero es “La playa del silencio“, su nombre lo dice todo, es un lugar donde entraréis en conexión directa con la naturaleza y donde no pasa el tiempo.

Lastres, el pueblo donde se rodó Doctor Mateo

Lastres

Lastres se ha hecho conocidísimo después de haber sido el escenario elegido por la serie del “doctor Mateo”, que se convierte en la ficción en San Martín del Sella.  Sus casitas pintadas, cuidadas sus calles estrechas y el olor de mar que inunda el pueblo. No perdáis la oportunidad de visitarlo.

Llanes: Es sin duda un pueblo señorial. Su centro histórico concentra verdaderos palacetes que dan cuenta de la riqueza que tuvo siempre esta tierra. Es un pueblo muy cuidado y con mucho ambiente en sus calles. Siempre veréis a alguien dando un paseo o tomando unas “sidrinas”. Llanes posee además una “ruta cinematográfica“, ya que siempre han tenido este pueblo como lugar ideal para rodar: El Orfanato (encontraréis la tenebrosa casa a la entrada del pueblo) o rincones que os sonarán de  El Abuelo, o la Balsa de piedra (entre otras muchas).  Entre las dos playas más cercanas al municipio, se encuentran una de las esculturas más llamativas y conocidas de Llanes: Los cubos de la memoria.

El puerto de Llanes, Asturias

Llanes

 Acercándonos a Gijón de nuevo, se encuentra muy cerca la localidad de Candás. Un pueblo que desde la Edad Media se dedicó a la pesca y que en el siglo XIX  tenía tal volumen de pesca que se allí se instalaron industrias conserveras que después exportaban a nuestro país y al extranjero. Hoy día, podéis visitar la exposición de La Industria Conservera de Candas , en el antiguo aljibe de B.Alfajem.

Si recorréis el paseo marítimo os encontraréis con uno de los símbolos de Candás: La Peña Furada, una gran roca, situada junto a la playa, con agujero en su base a causa de la fuerza del mar.

Como veis, Asturias tiene demasiados lugares idílicos que no os podéis perder. Aprovechad el final del recorrido visitando todos los rincones de Gijón y alojaos en alguno de sus hoteles, con esta promoción que es irresistible. En nuestras agencias de viaje podréis solicitar toda la información.

Gijón un destino perfecto para hacer una escapada este otoño

Artículos relacionados