Incidentes con ovnis en la aviación comercial en los últimos días

Blogshalcon-Vuelos-Incidentes con ovnis en la aviacion comercial en los ultimos dias

Los ovnis parecen reclamar su decaída cuota de protagonismo en el mundo de la aviación mediante dos incidentes que han protagonizado las noticias estos últimos días.

El más reciente tuvo lugar en Alemania el pasado martes, cuando un extraño objeto no identificado fue avistado sobrevolando el estadio del Werder Bremen, el conocido equipo de fútbol germano. Ocurrió por la tarde, hacia las 18:30, y el aparato se situaba a unos trescientos metros de altitud.

La sopresa fue tal que obligó a alterar la ruta de varios vuelos a la ciudad, puesto que el aeropuerto de Bremen se encuentra bastante cerca. El espacio aéreo permaneció cerrado durante tres horas en las que los radares de la torre de control lo captaban y perdían sucesivamente.

En consecuencia, hubo que cancelar dos vuelos, uno de ellos procedente de Frankfurt y otro de Munich, mientras que un tercero que viajaba desde París tuvo que dar vueltas hasta que obtuvo permiso para aterrizar.

La Policía teutona no supo dar una explicación concreta, aunque sí aventuró que se trataría de un dron o un globo; al fin y al cabo, dos días antes, el domingo, pasó algo similar en Sajonia y luego se descubrió que era un zepelín de control remoto.

Pero el caso es que Alemania no ha tenido la exclusiva de los ovnis. Esta misma semana se hacía pública la noticia de un caso acontecido este verano en Inglaterra e investigado por Airprox Board, organismo encargado de investigar los incidentes que terminan sin mayor trascendencia.

Al parecer, a las 18:35 del 19 de julio un Airbus A320 que volaba por la región de Berkshire -no se especificó procedencia ni destino, si bien el aeropuerto de Heathrow se halla a veinte kilómetros- también tuvo un encuentro anormal con lo que el piloto describió como una especie de balón de rugby plateado, acercándose por babor y la misma altitud. Cuando el choque parecía inevitable el objeto desconocido ascendió, pasando «a pocos pies» del Airbus.

La cosa no tuvo consecuencias. Curiosamente, sólo el piloto fue testigo del avistamiento, lo que llevó a Airprox Board a suponer que todo fue un deslumbramiento causado por el sol, dado que otros aviones no informaron de nada al respecto, no había sondas metereológicas en el entorno ni tampoco los radares detectaron nada.

En fin, ya se sabe: la verdad está ahí fuera.