Pak Muñoz: por tierra, por mar, por aire.

Desarrollador, diseñador, programador creativo, fotógrafo, operador de cámara y sobre todo viajero. Este trotamundos “volador” ha hecho dos grandes viajes: uno de 18 meses alrededor del mundo en el que pasó por 4 continentes y otro de 11 meses por Asia. Podéis seguir sus aventuras en el blog Pak goes to
Halconviajes.com Pak Muñoz

Volando en el Salar de Uyuni – Bolivia

¿Qué tiene que tener uno para decidirse a emprender la una vuelta por el mundo o un gran viaje como los que has hecho?

Para comenzar un viaje de este tipo siempre digo que lo fundamental son ganas. Ganas de descubrir, ganas de viajar, de aprender y de conocer el mundo. Las ganas ayudan a conseguir el resto. Problemas van a surgir y el momento adecuado nunca va a llegar, tiene que ser uno mismo el que ponga una fecha y decida hacerlo. Siempre vamos a tener un trabajo, familia, un alquiler, una hipoteca o un coche que parezcan razones suficientes para no dar el paso, para resignarnos a no cumplir nuestros sueños. Entonces descubres que de verdad quieres hacerlo y que seguramente nada vaya a cambiar a la vuelta, como mucho uno mismo. Ese es el momento de ahorrar y sacrificar lo material por algo que no va a estropearse nunca, los recuerdos.

Halconviaies.com Jordania

El Nido – Palawan – Filipinas

Con ganas consigues encontrar tiempo, el otro factor fundamental cuando el dinero escasea. En un gran viaje el tiempo abarata los costes. Tienes tiempo para buscar, para regatear, para alquilar por quincenas o meses en vez de días sueltos.

Muchos dirán que hace falta dinero, pero mi presupuesto de viaje no supera los 20 € diarios con lo que estar de viaje suele salirme más barato que aguantar en casa buscando trabajo… y siempre se puede trabajar en “el camino”.

Sientes debilidad por los paisajes desérticos… Elige tres que hayas contemplado y que guardes en tu memoria (o en tu cámara)

Sin duda el primero que diría es Wadi Rum en Jordania. Era la primera vez que hacía noche en el desierto y tuve la posibilidad de pasar unos días con los Beduinos que habitan esa tierra hostil. Fue una experiencia increíble; las sensaciones, las noches estrelladas, la ausencia de sonidos… una de mis mejores experiencias de viaje.

Otro de los paisajes desérticos más espectaculares que he visto es el Salar de Uyuni, su peculiaridad es que es un desierto de sal tan enorme que no alcanzas a ver más que blanco hasta donde te alcanza la vista.

Jordania Halconviajes.com

Desierto de Wadi Rum – Jordania

El último en que he estado se va a llevar la tercera mención, se trata de las Dunas de Maspalomas, en la isla de Gran Canaria. Me encantó disfrutar de las dunas y las sensaciones que producen estos paisajes pero lindando con una playa impresionante y un oasis en toda regla. Un contraste brutal que sería inimaginable en los otros dos que menciono.

Participas en las Tertulias viajeras ¿Qué nos puedes adelantar de la próxima y qué le dirías a quienes no han disfrutado todavía de una?

Os puedo adelantar que las próximas tertulias que serán el 17 de Julio a las 19.30h en la Nacional Geographic Store de Madrid y, esto todavía es secreto, que tratarán sobre viajes de naturaleza. Estamos acabando de confirmar los invitados y no te puedo dar nombres pero si te puedo avanzar que pintan muy, muy bien.

Las Tertulias Viajeras son  un evento mensual que organizamos entre Sele, Cristina, David y yo y en el que juntamos a unos cuantos invitados con un público increíblemente participativo y viajero para hablar de lo que más nos gusta: viajar. La idea es tener un espacio para compartir experiencias, trucos y anécdotas viajeras entre amigos, de forma informal y entretenida por el mero placer de conversar sobre viajes realizados o soñados.

Myanmar Halconviajes.com

Amanecer en Bagan – Myanmar

También en las Jornadas Humboldt donde estuviste junto a Abert Casals ¿Cómo fue esta experiencia?

Fue una experiencia muy enriquecedora y positiva. Fue un honor que Pablo e Itziar me dieran la posibilidad de contar mi vuelta al mundo en las Jornadas y más aún compartir escenario con el gran Albert. Escuchar sus anécdotas, sus viajes y su punto de vista tan positivo de la vida es una verdadera inyección de optimismo.

Tengo que decir que todas las Jornadas (los 5 días) me parecieron una pasada, la organización estuvo impecable y aunque empecé un poco nervioso porque el escenario imponía (y los 150 asistentes) fue sencillo relajarme con un público tan acogedor. En 5 minutos me sentía entre amigos contando mis aventuras.

Por último tengo que remarcar que las post-Jornadas de cañas en el bar de al lado hicieron ganar muchos más puntos a este evento 😉 .

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=8esYo_6rUDw[/youtube]


Después de tu primer gran viaje, emprendiste durante 11 meses otra aventura por Asia y ahora visitarás China y Tibet durante unos días ¿Cómo describirías la diversidad del continente Asiático? ¿Es una de las cosas que más te sorprende de él?

Para mi Asia es uno de mis continentes favoritos, es una zona segura, tranquila y barata para viajar. La gente es acogedora y amable, vamos, hace que los viajes sean sencillos, un lugar perfecto para iniciarse en los grandes viajes y los viajes en solitario.

Por otro lado, el contraste es grande entre países, la zona norte de china no tiene nada que ver con la tropical Filipinas o las mega urbes como Singapur, Hong Kong o Shanghai. Hay países musulmanes, hay budistas o católicos y todos ellos parecen tener un denominador común, el respeto, además tienen unas tradiciones y una cultura completamente distinta a las nuestras, una gastronomía deliciosa y diferente a lo que estamos acostumbrados y unas gentes increíbles.

Halconviajes.com Myanmar

U Being Bridge – Amarapura – Myanmar

Lo sorprendente en Asia es, precisamente, su capacidad de sorprenderte, es un continuo en el día a día, cuando menos te lo esperas te encuentras con algo que nunca imaginaste que fuese posible. Estuve viviendo en Filipinas durante 3 meses y pico en una isla de 1,5 km de largo por 1 km de ancho (Malapascua) y no hubo un solo día en que ese lugar no me sorprendiese.

No podíamos resistirnos a preguntar. ¿Cómo comenzó lo de volar para las fotos?

Ja, ja, ja. Esta no me la esperaba. A ver, la verdad es que comenzó hace mucho, cuando vi unas fotos de Philippe Halsman, el primer referente a la hora de fotografiar gente saltando. Ahí surgió mi interés por este tipo de imágenes que congelan el tiempo haciendo volar a la imaginación… y de paso haciéndome volar a mí mismo. Pero se definieron cuando vi las fotos ganadoras del WorldPress Photo de 2007 en la categoría “Stories”. Eran unas fotos de Denis Darzacq con bailarines y gimnastas en poses alucinantes. Como no encontraba modelos para intentar algo parecido un día me dio por hacer yo de modelo y salió mi primer vuelo, en Colladillo (Segovia) en Marzo de 2007. Luego he seguido volando por el mundo hasta aterrizar aquí para la entrevista 😉