El exotismo del Palacio de Monserrate

Arquitectura romántica en la Sierra de Sintra

Sintra, a media hora de Lisboa, son muchas maravillas en una, y por lo tanto otras tantas vitaminas. Ya hablamos de esta Sierra y su entorno, Patrimonio de la Humanidad, en una ocasión, pero merece la pena enfocar la lupa sobre uno de sus espacios menos conocido para muchos: el Palacio de Monserrate, en la pedanía de San Martinho.

Halconviajes.com Sintra Monserrate

La torre del Palacio de Monserrate

El edificio de estilo romántico fue mandado por construir por Sir Francis Cook, I vizconde de Montserrate, un ciudadano inglés que había hecho fortuna en la industria textil y que eligió la residencia para veranear.  Los arquitectos Thomas James Knowles, padre e hijo, fueron los encargados de concebir las obras que comenzaron en 1858 sobre las ruinas de la mansión neogótica del noble inglés Gerar DeVisme, lugar que había visitado en 1809 el mismísimo poeta Lord Byron y que sorprendido por su belleza acabó plasmándola en uno de sus poemas: «Childe Harold’s Pilgrimage».

Pero mucho antes, en 1540 sobre el mismo lugar, el religioso Fray Gaspar Preto, después de una peregrinación a Monserrat en Cataluña  había mandado construir una capilla en su honor y de ahí el nombre tradicional catalán del lugar, en honor a esta virgen.

El edificio actual, el de James Knowles, está formado por una torre circular de llamativa decoración con motivos exóticos y varias cúpulas bulbosas.

El Parque de Monserrate es la finca en la que se encuentra el palacio, y cuenta con jardines de diferentes temáticas: japonés, mexicano, una rosaleda y otros elementos como estanques, pérgolas, cascadas… al estilo de las villas románticas del XIX. En su día, estaba decorado con varias antigüedades que el vizconde adquiría en sus viajes y en su área se encuentran más de  3000 especies exóticas.

Desde el año 1949 es propiedad del Estado de Portugal y se encuentra abierto al público todo el día de lunes a domingo.