Panamá, surcando aguas de lujo

El próximo mes de agosto se cumplen 100 años de la inauguración del histórico Canal de Panamá. La vía interoceánica que supuso un cambio radical en las rutas navegables es uno de las singularidades del país. Y qué mejor manera de celebrar el centenario que haciendo un crucero exclusivo por las aguas panameñas.

Navegar por el Canal de Panamá a bordo de un crucero es una experiencia única, y más si coincide que este año, se cumplen 100 desde que se abrió la vía que conecta el Mar del Caribe con el Océano Pacífico.

¿Qué lugares podéis conocer si realizáis un crucero por Panamá?

Ciudad de Panamá: Comenzando por la capital, podríamos hablar de sus dos caras. Una, repleta de rascacielos, la otra, parece la Habana Vieja. El casco viejo tiene el encanto de los contrastes, ya que por un lado encontraréis edificios y palacetes muy bien conservados, y por otro lado ruinas.  La ciudad colonial vieja fue abandonada a principios de siglo, pero poco a poco comienza a recuperarse. El casco antiguo además está junto a la orilla del mar, por lo que desde el Cerro Ancón, tendréis unas buenas vistas. Entre los edificios destacables, está el centro cultural nacional, la embajada de Francia, la catedral por supuesto, y el teatro nacional.

Catedral en la ciudad vieja de Panamá

Ciudad Vieja de Panamá

El Canal de Panamá: Se trata de una auténtica obra de ingeniería que merece la pena conocer. Ni más ni menos que 80 kilómetros de longitud que son recorridos por unos 15.000 barcos. Si queréis conocer cómo es el funcionamiento diario del canal, desde las Esclusas de Miraflores hay un Centro de Visitantes donde se exhiben maquetas, modelos mecánicos y todo lo relacionado con la historia y la construcción de la vía. Además, es un lugar perfecto para ver el tránsito de los barcos desde que llega a las esclusas hasta que sale de ellas.

Punta Alegre:  Se trata de un pueblo de tradición pesquera, con unos paisajes de costa sorprendentes. Está rodeado por la Reserva Natural Punta Patiño.

Archipiélago de Las Perlas: Compuesto por 39 islas y unos 100 islotes en pleno corazón del Golfo de Panamá. Su nombre le viene precisamente por la cantidad de perlas que se encontraban en los fondos marinos, sus aguas, de colores casi cristalinos se caracterizan por ser cálidas y poco profundas. De entre las islas más importantes está Isla del Rey, Isla San José e Isla Contadora. Practicar buceo o snorkel se convierten en actividades placenteras al haber numerosas especies marinas.

Isla de Saboga, en el Archipiélago de Perlas

Isla de Saboga, en el Archipiélago de Perlas

Colón: Ciudad que se encuentra en la costa caribeña, en concreto  en la Bahía del Limón, cercana al Bosque de Protección San Lorenzo. Visitad las esclusas del lago Gatún y una antigua fortaleza española, el Fuerte San Lorenzo. Es curioso porque allí se encuentra uno de los pocos faros diseñados por Gustav Eiffel. No os vayáis sin ver el Parque Nacional de Portobelo,con sus cascadas en plena selva tropical.

Lo mejor de elegir un crucero como estilo de viaje es que se puede visitar varios países en el mismo viaje. Si os encontráis en Panamá, algunos puertos típicos donde se suele hacer parada son:

Cartagena (Colombia): El Castillo de San Felipe de Bajaras, el Teatro Heredia, el Museo del Oro, la Plaza de la Aduana, la Plaza de Santo Domingo, la ciudad vieja, las murallas… en definitiva, su ambiente mágico colonial seducirá cada uno de vuestros sentidos.

Aruba: La isla que forma parte de las Antillas menores es uno de los paraísos de playa caribeña. Su mayor atractivo es la naturaleza que encontraréis y sus espectaculares playas. Si queréis pisar algo de civilización, os recomendamos la capital, Oranjestad, con cierto aire holandés y con pequeños comercios donde podréis donde adquirir algún recuerdo. Para vistas: las que apreciaréis desde el Faro de California.

Aruba es uno de los paraísos naturales que pertenece a las  Antillas menores

Eagle Beach, Aruba

Artículos relacionados