Pancartas personalizadas en el aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol

Si sois de los que cuando vais a recibir a un ser querido al aeropuerto os gusta hacerlo con flores y un gran cartel de bienvenida, os va a encantar la iniciativa del aeropuerto de Ámsterdam – Shiphol, que ha puesto a disposición del público una máquina para imprimir pancartas en el momento.

Seguro que alguno lo habéis hecho más de una vez: comprar la cartulina (o buscar una sábana vieja), escribir el mensaje, adornarlo con dibujos y colores… No cabe duda de que el sistema tradicional es mucho más romántico, pero también es cierto que el proceso a veces puede resultar algo engorroso, e incluso frustrante si el resultado final no es el esperado.

Por eso, en el aeropuerto de Ámsterdam – Schiphol han decidido aunar tradición y modernidad con esas curiosas máquinas impresoras de mensajes gigantes y personalizados.

El sistema es tan sencillo como elegir el tamaño (desde 40 centímetros a tres metros de ancho), el diseño y tipo de fuente, para finalmente escribir el mensaje deseado. En pocos minutos… ¡voilà! Tu cartulina personalizada sin necesidad de mancharte las manos.

El pago se realiza mediante tarjeta de crédito y el precio puede oscilar entre los 4 y los 15 euros en función de las características de la pancarta, que en todos los casos medirá 30 centímetros de alto y estará hecha de lona y tinta resistente al agua.

Si bien la iniciativa puede no ser bien vista por los más clásicos, podemos prever que el éxito que tendrá será rotundo, ya que pocos serán los que se resistan a imprimir por apenas 4 euros su propio cartel de bienvenida, ¡o de cualquier cosa!

Si os llama la curiosidad, las máquinas han sido instaladas en las salas de llegadas 1, 2 y 3, y como iniciativa pionera en el mundo, de momento sólo pueden verse en Schiphol; un aeropuerto que ya destaca por la calidad y variedad de sus servicios. Así que ya sabéis: ¡habrá que volar a Ámsterdam para probarlas!