Parques de Atracciones abandonados: reinos del misterio y el encanto

Estos centros ocio están por todo el mundo y sus ruinas siguen llamando la atención de muchos

El tiempo no se detuvo para ellos pero conservan un encanto especial: los lugares abandonados son de por sí bastante inquietantes, pero si nos referimos a un parque de atracciones la sensación de inquietud, muy al contrario de lo que cabría esperar, aumenta.

Parque_Dreamland

Dreamland en Margate Foto: Paul Francis

 

Quizá sea culpa de las películas de terror que en ellos se han ambientado, o de la oscura sensación de contraste de un sitio concebido para diversión, el ruido y los gritos de los niños emocionados que acaba en silencio, derruido y creando una atmósfera macabra. Sea como sea, los parques de atracciones abandonados gustan, sirven para crear leyendas urbanas e historias de misterio y regalan maravillosas instantáneas.

Six flags Park, New Orleans

Six Flags, Nueva Orleans. Foto: Flickr/ Rande Archer

Estados Unidos se lleva la palma en número de parques de atracciones abandonados. Dos de los más impactantes son Chippewa, en Cleveland y Six Flags en Nueva Orleans. La historia de estos dos lugares es muy diferente. Chippewa Lake Park ha sido uno de esos parques que ha servido de escenario para una película de terror –Closed for the Season-.Se inauguró en 1878 y cerró exactamente 100 años después debido a la competencia de otros cercanos y nuevos parques de atracciones. Sus tres montañas rusas proporcionaron muchas horas de diversión a pequeños y no tan pequeños. Muy diferente es el caso del Six Flags de Nueva Orleans, que quedó dañado al 70% con el paso del devastador huracán Katrina en el año 2005. El estado de Florida conserva el reciente Splendid China, un parque temático que se abrió en 1993 y que cerró apenas 10 años después. Se pueden ver recreaciones de lugares emblemáticos del gigante asiático, sus esculturas y obras de arte.

Chippeewa Park

Chippewa Park. Foto: Flickr/Andrew 94

En otro país asiático como es Japón siguen existiendo dos parques de atracciones en desuso y abandonados en la más absoluta desolación. Se tratan del Mattari, también conocido como Takakonuma Greenland, inaugurado en el año 1973, en pleno auge de estos centros de ocio. Pero como con muchos otros, los nuevos parques dotados de nuevas tecnologías desviaron la atención de sus visitantes. Al igual que con muchos otros se han creado algunas leyendas sobre su cierre, relacionadas con sucesos extraños que no están probados. Koga Family Land es quizá el más conocido de los parques en ruinas japoneses. Su desaparición se debe al vecino club de golf, con el que hubo problemas porque al estar pegado la gente pasaba de uno a otro por algunos huecos.

Spreepark Berlin

Spreepark. Foto: Flickr/ Lenbuster Syftningsfel

En Europa, aunque no son tan habituales, también hay parques abandonados. El Spreepark de Berlín es una visita exenta en las guías de viaje, pero que sorprende gratamente a quien lo descubre. Está en Treptowerpark junto al río Spree y se puede ver sorteando la maleza y despistando al vigilante de seguridad… El motivo de su cierre es que al encontrarse en un parque natural se le prohibió expandirse y se quedó obsoleto. Fue inaugurado en 1969 en la entonces Alemania del Este y quebró hace 10 años.

Dreamland fue durante 84 años uno de los principales parques temáticos de Reino Unido, la ciudad de Margate se le quedó excesivamente pequeña según sus propietarios y en 2003 cerró sus puertas, pese a los intentos de grupos de ciudadanos de evitarlo.

Mucho más triste fue el motivo del abandono del parque de Pripyat. Su localización, cercana Chernóbyl, revela el motivo. El 26 de diciembre de 1986 se producía el accidente de la central nuclear en esta ciudad de Ucrania y Pripyat, a unos 20 km de ella sufría las consecuencias.

C. González

Fuente: tejiendoelmundo, amusementparksoftheworld, terrastories, abandonedkansai.

Fotos: Dremland. Paul Francis

Mattari. Rando1