Parques del mundo: expresión del otoño

Los parques de las ciudades se tornan ocres y rojos

parquesCambio de tonalidades, de olores, los sonidos y de temperatura. El otoño tiene un encanto muy especial que se nota especialmente en los parques. Una gran alfombra de hojas cubre la que antes fue verde hierba, dando paso a la gama de los marrones, amarillos, rojos y ocres. En el blog de Halcon Viajes damos una vuelta por los parques más hermosos del otoño en todo el mundo.

Comencemos por el más cercano de todos: el Parque de El Capricho de los duques de Osuna, en Madrid. Se trata de un parque mucho menos conocido que El Retiro, pero al que poco tiene que envidiar. Comenzó a construirse en 1787 y terminó en la década de los 30 del siglo XIX. En su En El Capricho hay grandes jardines, fuentes, un estanque además de algunas construcciones muy llamativas: el propio Palacio de los duques de Osuna que lo mandaron construir se encuentra dentro del recinto, así como una ermita, o un casino de baile al aire libre. Si vives o vas a viajar a Madrid y decides visitarlo no te pierdas un detalle que a todos gusta: la casita del leñador. Algunos riachuelos cruzan esta finca, en la que conviven varias especies animales como cisnes y ardillas. Es común ver a gente leyendo  o pintando, pero nunca lo verás muy concurrido.

La vieja Europa tiene gran tradición de parques en sus ciudades. Tanto es así que en cualquier capital europea es posible encontrar un parque otoñal con gran encanto e historia. Nosotros nos decantamos por un clásico como es Hyde Park. Si vas a volar a Londres este otoño no dudes en disfrutar de este espacio común de la ciudad del Támesis. El tono rojizo de sus frondosos árboles puede ser muy agradable en una mañana de otoño algo soleada. Otra opción es la Villa Borghese de Roma, el esplendor del arte italiano bajo los efectos otoñales, pues en su recinto se encuentran importantes museos de la capital italiana como la Galería Borghese.

De Europa nos vamos a Asia, donde veremos parques otoñales cuanto menos exóticos, con especies vegetales poco comunes en nuestro continente. El Parque Arashiyama, en la ciudad japonesa de Kyoto, es uno de los lugares favoritos para ver el cambio de hoja –todo un evento en Japón junto con el florecimiento- o pasear alrededor de su impresionante lago y sus bosques de bambú en el mes de noviembre. Y de la isla al continente, el Parque de Beihai, en Beijín, es un lugar histórico e incluso ancestral. Sus templos en medio de la naturaleza forman parte de uno de los jardines imperiales más antiguos de China.

Terminamos nuestra particular vuelta por los parques del mundo en el continente americano, concretamente en el hemisferio norte, donde ahora comienza el otoño. En Estados Unidos no podíamos pasar por alto Central Park, bello y animado en cualquier estación del año, pero tampoco el original Golden Gate Park de San Francisco, mucho más grande que el pulmón verde de Nueva York. En tanta extensión de terreno encontrarás elementos de lo más diversos: un molino holandés, jardines japoneses y búfalos, pero no te preocupes por las distancias. Hay un servicio de minibuses.

Terminamos nuestro recorrido con unos consejos: si vas a cualquiera de los puentes de este otoño para viajar no te olvides de disfrutar de los parques allá donde vayas y por supuesto, no olvides tu cámara de fotos.

hyde parkFuentes: Hyde Park, sobrejapón, Central Park, Golden Gate Park