Un paseo por el Marrakech más verde

blogshalcon-vacaciones-marrakechjardines

Marrakech es una ciudad de zocos, plazas y mezquitas; una ciudad de inabarcable patrimonio para recorrer durante días… y también una ciudad de magníficos espacios verdes.

La ciudad más turística de Marruecos cuenta con jardines y parques en los que es una delicia pasear, ideales para oxigenarse entre visita y visita, o como el caso de su célebre Palmeral, a los que dedicar media jornada completa.

De cara a tus próximas vacaciones en Marrakech, te proponemos los tres espacios verdes más importantes de la ciudad. Cada uno con su propia personalidad y todos ellos imprescindibles, representan la cara más verde de Marrakech.

Jardines de Menara

Los jardines más famosos de la ciudad y uno de sus lugares más visitados. Esparcidos alrededor de un gran estanque almohade del siglo XII, olivos y árboles frutales componen una imagen de ensueño enmarcada por la imponente cordillera del Atlas. Las leyendas acerca del origen de estos jardines son múltiples y variadas. Si tenéis la oportunidad, un picnic junto a su pabellón es una experiencia a vivir; su nombre (Minzah, que significa «hermosa vista»), fue puesto por algo…

Jardines Majorelle

Aunque abiertos al público desde 1947, estos hermosos jardines adquirieron fama especialmente desde su adquisición por parte de Yves Saint Laurent en 1980. Su artífice, el pintor francés Jacques Majorelle, creó una verdadera obra de arte natural formada por plantas exóticas, estanques y fuentes en la que es una delicia pasear. La visita se completa con el Museo de Arte Islámico, que acoge una colección de piezas del Magreb, Oriente Medio, África y Asia.

El Palmeral

Este terreno de aproximadamente 13.000 hectáreas salpicado por más de 100.000 palmeras datileras y otras especies de árboles, puede recorrerse en coche, carro de caballos y también en quad: una alternativa diferente y muy divertida para los amantes del turismo activo. Los paseos en camello son también una opción agradable, especialmente si viajáis con niños. En los últimos años el área se ha revalorizado, convirtiéndose en una zona muy cotizada en la que se están construyendo campos de golf, clubs deportivos, hoteles y resorts de lujo.