¿Qué tienen en común México DF, Ámsterdam, Milán y Ginebra?

¡Son las nuevas rutas de Air Europa!

Sí, comienzan los vuelos transoceánicos a México DF  a partir del 1 de julio de 2011 y esta nueva ruta se suma a otros destinos de larga distancia. ¿Quieres ser uno de los primeros en probar este nuevo servicio?

La nueva ruta a la capital mexicana contará con cuatro frecuencias semanales (lunes, miércoles, viernes y domingos) y dispondrá  del mejor horario para llegar a destino a primera hora de la mañana y enlazar con los vuelos internos de Aeroméxico, compañía de la alianza Skyteam, como Air Europa. El trayecto será operado por modernos aviones Airbus A330-200.

Las otras rutas que inaugurará Air Europa son hacia Europa: Ámsterdam, Milán y Ginebra y se podrá viajar desde el próximo 1 de noviembre de 2011.  En todos los tres casos la frecuencia será de dos vuelos diarios, uno por la mañana y otro al mediodía, a fin de que el viajero, bien sea de negocios o de turismo, pueda obtener el máximo partido.

La aerolínea del Grupo Globalia sigue extendiendo su red internacional de vuelos.

Ginebra: Todo el que pisa esta tierra queda fascinado. Y es que parece una ciudad de cuento. Alberga gran cantidad de sedes oficiales, entre ellas, la de Naciones Unidas.

Ginebra es una ciudad rica y eso se nota en lo bien cuidado que está el casco antiguo. Da gusto pasear por las calles peatonales, por sus parques siempre impecables. Su riqueza se vuelca con la cultura, ya que es  la ciudad europa que dedica el mayor porcentaje a los eventos culturales (casi un 20% de su presupuesto). Por todo ello, no puedes dejar de visitar sus  museos, bibliotecas, el Gran Teatro y la Orquesta de Suiza romance que han contribuido fuertemente al esplendor de la  ciudad. Visita la Catedral de San Pedro, desde la torre tendrás las mejores vistas de la ciudad.  El monumento a los Reformadores o la casa donde nación el filósofo Jean-Jacques Rousseu.

El lago es otra de las atracciones turísticas de esta bella ciudad. De hecho, el Jet d’eau (Chorro de agua) se ha convertido en un icono de Ginebra y la foto allí es obligada. Además podrás ver una playa artificial y la pequeña feria situada en la ribera. Y si quieres ver algo verdaderamente sorprendente; la Iglesia Ortodoxa Rusa es un espectáculo dorado. Sus cúpulas son un reflejo del esplendor de la ciudad, y en cambio, el interior es un espacio totalmente íntimo y con un olor muy característico a incienso.

Y no te olvides, de comprar chocolate suizo, ¡Para los paladares más exquisitos!
A.Pizarro

Artículos relacionados