Qué ver en Beijing: cinco imprescindibles

blogshalcon-vacaciones-beijing

Si vas a viajar a China en tus próximas vacaciones, seguramente dedicarás al menos un par de días del circuito a descubrir Beijing, capital del país y una de las ciudades más grandes y pobladas del mundo. No intentes verlo todo en tu primera visita, pues es imposible; aquí tienes los cinco lugares imprescindibles por los que debes empezar.

La Gran Muralla

No está propiamente en Beijing, pero sin duda hacer una excursión a esta maravilla del mundo será tu máxima prioridad en tus días en la ciudad. Símbolo por excelencia del país, comprende en total una longitud de unos 8.851 kilómetros con muchos tramos en ruinas pero también algunos que han sido restaurados, como el de Badaling, permitiendo pasear entre sus torres de vigilancia y contemplar como sus sinuosas curvas se pierden entre el horizonte y las montañas.

La Ciudad Prohibida

Envuelta en el misterio, la que fuera la residencia de los emperadores chinos hasta el año 1912 alberga hoy el Museo del Palacio. De exquisita belleza, su visita puede ocupar tranquilamente una mañana completa, pero te recomendamos hacerla guiada, ya que son muchos los patios, jardines, salones y estancias por descubrir.

Plaza de Tian’anmen

Situada frente a la entrada de la Ciudad Prohibida, la plaza más importante de la ciudad es también la más grande del mundo. Al margen de sus dimensiones, se trata de un lugar de gran importancia histórica al haber servido de escenario, entre otros acontecimientos, a las protestas de 1989, violentamente disueltas por el Gobierno haciendo uso de la fuerza militar. En su centro se encuentra el mausoleo de Mao Zedong.

El Palacio de Verano

Parques en Beijing hay muchos y todos magníficos, pero aquel del Palacio de Verano es sin duda el mas especial. Residencia de verano de la familia imperial china, sus más de 300 hectáreas de jardines salpicados de templos, pagodas y pabellones alrededor de un gran lago hacen del Palacio de Verano el lugar ideal para pasar un día lejos del bullicio y la contaminación de la ciudad.

Templo del Cielo

No podíamos cerrar esta lista sin incluir, al menos, alguno de los numerosos templos que podemos visitar en Beijing. Entre todos, el Templo del Cielo es posiblemente el más importante: todo un conjunto de edificios empleados por las dinastías Ming y Qinq para pedir buenas cosechas y agradecer los frutos a sus dioses, localizado dentro de un gran parque que, además, es uno de los preferidos por los propios habitantes de la capital para pasar un día en familia, leyendo, jugando o practicando Tai Chi.