Roma imprescindible, un aperitivo a la Ciudad Eterna

4360218722_b90cd72b59_z

Seguramente el miércoles pasado, cuando habéis visto en el televisor a esos miles de personas en la Plaza de San Pedro esperando a conocer la identidad del nuevo Papa, no habéis podido evitar sentir una cierta envidia de todos aquellos afortunados que estaban disfrutando de unas vacaciones en Roma en estas fechas.

Y es que a veces los viajes están ahí, tan cerca de nosotros que no nos damos cuenta. Roma no puede ser una ciudad más accesible, y esta es una estupenda ocasión para plantearnos una escapada a la Ciudad Eterna y recordar algunos de sus más importantes atractivos.

El Coliseo, el Foro y el Palatino

Metemos los tres en el mismo saco, aunque de cada uno de ellos se podrían escribir libros enteros. Visitar el anfiteatro romano más grande del mundo, pasear entre las ruinas del antiguo Foro y subir al Monte Palatino para aprender cómo vivía la alta sociedad romana, no representan más que una pequeña muestra del vasto patrimonio arqueológico de la ciudad, pero suficiente para llenar un día completo de nuestro viaje.

La Fontana di Trevi

Absolutamente monumental, esta obra del barroco ha sido protagonista películas como Creemos en el Amor o La Dolce Vita. Os recomendamos verlas antes de vuestro viaje si queréis saber de dónde proviene la curiosa tradición de arrojar una moneda a la fuente, o por qué todo el mundo sueña con bañarse en ella.

El Panteón de Agripa

En la Piazza della Rotonda se alza la majestuosa fachada del Panteón de Agripa, el edificio mejor conservado de la antigua Roma a pesar de contar con casi 2.000 años de Historia a sus espaldas. En su interior están enterrados varios reyes de Italia, y al caer la noche la plaza donde se encuentra es el lugar perfecto para una velada romántica.

El Trastévere

Y si de veladas se trata, no podemos dejar de mencionar el Trastévere, el barrio más bohemio de la ciudad y con un ambiente nocturno único, tan romántico como festivo, en el que encontraréis restaurantes de todo tipo donde degustar los mejores platos de la cocina italiana.

El Vaticano

Siendo el motivo que nos ha llevado a hablar de Roma, ¿cómo no reservar una mañana para recorrer el microestado del Vaticano? Recordad que las colas para visitar la Capilla Sixtina pueden ser largas, así que os recomendamos hacerlo en primer lugar, antes de continuar con los Museos Vaticanos, entrar en la Basílica de San Pedro y disfrutar de una espectacular vista de la ciudad de Roma desde su cúpula.

Sabemos que nos dejamos muchas cosas en el tintero, pero seguiremos hablando de Roma muy pronto. Hasta entonces, si viajáis en pareja no dejéis de echar un vistazo a nuestro post sobre la cara más romántica de Roma.