Recomendaciones para organizar un viaje en avión con niños

aeropuerto
Organizar unas vacaciones de por sí requiere de mucha dedicación desde que comienza su planificación. Escoger el destino es el primer paso pero cuando viaja la familia entera y tienes niños o bebés hay que prever una preparación especial. Si se trata de un viaje organizado, ya tienes una parte de la batalla ganada, pero siempre hay cosas a tener en cuenta, sobre todo si es un viaje en avión. A continuación te ofrecemos unos consejos para ayudarte a organizar un viaje en avión con niños.

Por regla general si tu hijo es mayor de 14 años deberá llevar la misma documentación que un adulto, es decir, DNI para vuelos nacionales o intracomunitarios y pasaporte para vuelos extracomunitarios y visado si fuese necesario. Si tu hijo es menor de 14 años, pueden viajar sin documento de identificación siempre y cuando presentes el correspondiente libro de familia, aunque algunas compañías exigen el DNI a menores de 14 años y pueden negarse al embarque, así que mejor averiguar directamente con la línea aérea.

Los niños entre cero y dos años son considerados aún bebés, es por ello que reciben un tratamiento distinto que uno mayor de dos años. Por regla general no pagan asiento, ya que viajan en el regazo del padre o la madre, sin embargo algunas aerolíneas pueden llegar a cobrar un 10% del billete. Tampoco tienen equipaje asociado a ellos.

Las familias con niños pequeños suelen ser los primeros en abordar. Puedes llevar sillas o carritos de bebé hasta la puerta del avión, luego es obligatorio facturarlos como equipaje normal y deberán ser entregados al personal del avión. Durante el vuelo, la tripulación puede encargarse de calentar la comida de los bebés si fuese necesario, pero nunca inmediatamente justo después del despegue o antes del aterrizaje.

Es importante siempre llevar contigo ropa adicional de recambio (tanto tuya como del bebé), nunca se sabe si el avión puede causarle mareos y que eso conlleve algún incidente inesperado. Llevar un botiquín de primeros auxilios también es importante. Por otra parte, es importante hacerlo/a sentir lo más distraído posible, por eso es buena idea siempre llevar sus juguetes favoritos.

En la medida de lo posible, intentar reservar asientos que sean de los primeros en clase turista, justo detrás de primera clase y business, debido a que están cerca del baño y permiten estirar más las piernas. Por último, recomendarte que si tu vuelo es muy largo y el bolsillo te lo permite, comprar un asiento adicional para que tu bebé viaje en una sillita de automóvil homologada. Algunos aviones disponen de cunas de bebés para usar durante el vuelo, pero estas deben ser solicitadas previamente con antelación. En cualquier caso, lo recomendable es tener mucha paciencia y rogar por un vuelo tranquilo. ¡Feliz viaje!