Recorre Lisboa a bordo del tranvía

BlogsHalcon-Vacaciones-Tranvia Lisboa
Caminar es una excelente forma de conocer un destino. Pero también utilizar el transporte público ayuda a recorrer las callejuelas y los rincones más hermosos y, tal vez, más escondidos de un lugar. Por ello, durante las vacaciones en Lisboa no debería faltar un viaje en tranvía. Una experiencia que todo turista debería vivir.

Claro, es que además de ser una forma distinta de conocer la ciudad, es una forma de hacerlo sin cansarse. Básicamente si se tiene en cuenta que existen colinas que obligan a subir y bajar pendientes.

Pues de todos los tranvías que recorren Lisboa existe uno clásico y básico para cualquier turista que arribe al destino. Se trata del tranvía 28.

Un medio de locomoción que llevará al viajero a realizar un hermoso paseo a través del patrimonio histórico de la ciudad. Claro, dado que su ruta de casi 10 kilómetros recorre pintorescos barrios tales como Graça, Mouraria, Alfama, Baixa, Chiado, Madragoa y Barrio Alto.

Sale de Martim Moniz y se dirige al barrio de Graça, hacia la Iglesia de San Vicente de Fuera, detrás de la cual se encuentra el Campo de Santa Clara, lugar donde los martes y los sábados se lleva adelante el mercadillo Feira da Ladra.

Luego el tranvía continúa su recorrido por Alfama, pasando por la Rua das Escolas Gerais, el Largo das Portas do Sol y el Castillo de San Jorge, infaltables lugares para conocer. Bajando en dirección a la Baixa pasa por la Catedral de Lisboa y mientras sigue descendiendo el viajero podrá encontrar la Baixa Pombalina.

Y ha llegado el momento de subir. De subir la colina de Chiado, parando casi en la conocida pastelería A Brasileira, una tentación para cualquiera. Camino de Estrela, un imperdible es el edificio de la Asamblea de la República, donde funcionase antiguamente el convento de San Benedicto.

Sin dudas un recorrido que merece la pena realizar, para apreciar desde allí las hermosas fachadas, las calles, los azulejos y mucho de la historia de Lisboa. Todo ello con un plus. El plus que ofrece el tranvía.