Recorridos en camello por Gran Canaria


Si de opciones originales, únicas y exóticas se trata, a la hora de recorrer Canarias, no caben dudas de que hacerlo en camello es una de ellas.

Claro, dado que este destino brinda la posibilidad de montarse en estos animales que habitan en las islas desde el siglo XV de manera de conocer de otra manera diferentes puntos del lugar y, además, de una forma ecológica.

De este modo, aquellos que lo deseen podrán experimentar durante sus vacaciones una divertida forma de salir de excursión sobre los gigantes del desierto de manera de acercarse a la naturaleza de Canarias de una forma distinta y contribuyendo al cuidado del medio ambiente.

Así, uno de los puntos a recorrer sobre los dromedarios es la Reserva Natural de las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria. Un escenario único para esta actividad dado que se trata de una zona desértica en la que el viajero podrá imaginar que se encuentra en el Sahara o en cualquier otro gran desierto del mundo.

Más de cuatrocientas hectáreas de arena clara junto al mar, sobre un camello. Sin dudas una experiencia diferente y recomendable. Una combinación atrapante.

En tanto, otro de los sitios en los que se puede pasear en camello, y también en Gran Canaria, es en el Camel Safari Park, muy cerca del pueblo de Fataga. Aquí la experiencia hace que el turista se relacione muy de cerca con el animal.

Esto es así dado se podrá alimentarlos, tocarlos, besarlos (¡Hasta recibir un beso de ellos!), tomarse fotografías y, claro, montarlos.

Esta opción quizás sea la ideal para realizar en familia y con los niños, debido a que se aprenderá un poco sobre la vida de los dromedarios, se interactuará con ellos, se recorrerá el parque y hasta incluye el almuerzo.