Relax en Creta en el Hotel Blue Palace

Blogshalcon-hoteles-relax Creta Hotel Blue Palace

Grecia es un destino de ensueño para muchos viajeros: imponentes ruinas clásicas, monasterios ortodoxos en sitios imposibles, mil islas de playas de agua turquesa, pueblos encalados en los que hay que moverse a lomos de un burro… El resultado de la visita será un cóctel inolvidable si además todo esto se combina a ritmo de sirtaki con uno de esos hoteles que parecen diseñados a partir de la mente del propio huésped. Por ejemplo, el Blue Palace.

En estos tiempos de estrechez, en los que el mismo país heleno parece llevarse la peor parte, pasar las vacaciones en Creta y alojarse en el Blue Palace es una experiencia esperanzadora de 5 estrellas que permite evadirse de la realidad aunque sea sólo durante unos días. Se trata de un establecimiento ubicado en la bahía de Elounda, bañado por los reflejos dorados del sol sobre las aguas del Egeo. Un sitio tranquilo que parece pensado para el relax, donde se baja a la playa mediante un funicular, se pasea a la sombra de olivos y palmeras y se disfruta de una gastronomía que no necesita presentación al borde del mar

Y no falta, para completar este estilo de evasión que se conoce como slow travelling, un centro de spa y talasoterapia (en ningún sitio le viene tan bien el nombre) con saunas, piscinas, jacuzzis, baños turcos y, atención, un baño muy especial con champán, fresas y chocolate. ¿Se puede mejorar la oferta? Pues sí, especialmente si se viaja con la pareja, pues para eso hay un Departamento de Asuntos Románticos -literalmente- y se celebran bodas en la capilla privada del hotel.

El Blue Palace dispone de 251 habitaciones perfectamente equipadas con decoración mediterránea y piscina particular. Las hay de tipo Classic, Deluxe, Bungalow y Suites ( a su vez divididas en Junior, Deluxe e Island Luxury), pero no constituyen éstas últimas los alojamientos de más lata gama, pues para eso están las 4 lujosas y exclusivas villas privadas (Almyra, Thalassa, Grand y Royal Blue) que se alquilan por una tarifa miles de euros la noche; Lady Gaga o el diseñador Jean-Paul Gautier son algunos de los ilustres que han probado.

Hablando de probar, hay 3 bares y 5 restaurantes dirigidos por el chef ejecutivo Alexandros Lefkaditis donde degustar lo mejor de las cocinas mediterráneas (griega, italiana…) y asiática. También 6 salones para eventos con especial dedicación, como se ha dicho antes, a banquetes nupciales.

Y quien busque aderezar la estancia con algo más, se puede hacer algo de turismo y descubrir las maravillosas ruinas del palacio de Knossos, asombrarse ante los frescos de la iglesia Panaghia Kera, intentar encontrar la Cueva Dikteon del Monte Lassithi (donde la leyenda dice que nació Zeus) o acercarse en una excursión hasta Spinalonga, un islote situado apenas a kilómetro y medio de la costa y al que hay espléndidas vistas desde el propio hotel.