El Reloj de la Puerta del Sol cumple 150 años

Reloj de la Puerta del Sol

El Reloj de la Puerta del Sol en Madrid, oficialmente llamado Reloj de la Gobernación, es un emblema de las nocheviejas españolas. Acaba de cumplir 150 años, pero no siempre estuvo ahí ni significó lo que significa actualmente. Este es un recorrido por su historia y su funcionamiento.

Su creador

relojero-losada

El “culpable” de que la Puerta del Sol tenga hoy un reloj tan emblemático como el que tiene es José Rodríguez Losada, un militar español que tuvo que huir a Londres debido a sus ideas liberales allá por 1828.

Fue en la ciudad londinense donde se formó como relojero, y llegó a ser uno de los más prestigiosos que tuvo España en su historia, aunque la realidad es que solo volvió a pisar España tres veces más en su vida.

Tal era su fama en Londres, que la realeza española le realizaba encargos, como por ejemplo un reloj de oro para la reina Isabel II, diversos trabajos para Francisco de Asís y la creación de barómetros y cronómetros para los barcos de la armada española.

En el caso del reloj de la Puerta del Sol fue un regalo que el propio Losada realizó al estado español en 1855. Sin embargo, hasta el 19 de noviembre de 1866 no sería puesto en marcha, dando la campanada de lo que sería un largo periodo en la historia que aún hoy dura.

Su mantenimiento

Reloj de la Puerta del Sol ppeurta-dl-sol

Nos encontramos con un reloj peculiar, puesto que conserva el 98% de su maquinaria original, lo que hace que su conservación tenga que ser exhaustiva y controlada siempre por especialistas. Tal es así, que desde 1996 son los relojeros de Casa Losada los que se encargan de su mantenimiento.

Está sincronizado con el Observatorio Astronómico Nacional, y el espacio que ocupa la máquina está climatizado de tal manera que mantiene siempre una temperatura estable para que no se produzcan daños en sus piezas.

Tiene revisiones de sus piezas prácticamente todas las semanas. En ellas, los relojeros limpian, engrasan y se cuidan todos los ejes, transmisiones y piñones.

Curiosidades

Reloj de la Puerta del Sol estatua_ecuestre

Son varias las curiosidades o anécdotas que envuelven la historia del reloj de la Puerta del Sol, que cumple ahora 150 años.

1.- La bola no cae siempre

La famosa bola que cae en Nochevieja y que vemos por televisión no está siempre operativa. A principios de diciembre, los relojeros encargados de su mantenimiento la acoplan al engranaje general del reloj para que el día 31 esté perfectamente sincronizada con la hora.

2.- A punto de estallar

Durante la Guerra Civil cayó un obús muy cerca de la torre que alberga la Puerta del Sol. Por entonces el edificio era el de Gobernación, por lo que era estratégicamente importante. Por suerte, la bomba no llegó a estallar, y fue retirada años más tarde. De haber explotado, probablemente el reloj de la Puerta del Sol hoy sería historia.

3.- Casi es vendido

En 1952, el embajador de Venezuela en Madrid decidió hacer una oferta en firma para la adquisición del reloj de la Puerta del Sol. Por suerte aquello quedó en nada, y el emblema de la ciudad de Madrid se quedó en el edificio donde está actualmente.

4.- Icono de la Navidad

Sin embargo, el reloj de la Puerta del Sol iba a adquirir una enorme popularidad cuando, a partir de 1962, se comienzan a retransmitir desde allí las campanadas de Fin de Año.

5.- No era el primero

Durante el S.XIX ya había otro reloj en la Puerta del Sol. Concretamente, se encontraba en el lado este de la plaza; es decir, donde hoy en día se encuentra la tienda de Apple. Pero tan impuntual y funcionaba tan mal que decidieron encargar otro reloj, el que hoy conocemos.

Related Post