República Checa en Semana Santa, una buena idea

Buen tiempo y tradición en Praga y alrededores

En Praga ya ha comenzado a celebrarse la Semana Santa, que dura hasta el próximo 17 de abril. Si en navidad os contábamos con cuánta ilusión se vive la tradición en la capital checa, esta vez, hablamos de las costumbres de los días de Pascua, que te animamos a conocer de primera mano con viajando a República Checa.
Halconviajes.com Praga ©CzechTourism

Carruaje de caballos en Pascua
©CzechTourism

Aunque el origen de la fiesta es puramente religioso y durante el período comunista de República Checa estas celebraciones estuvieron prohibidas, los checos no pierden la oportunidad de celebrarlo, y recordar el origen de la Semana Santa, cada cual con más o menos fe, pero siempre disfrutando de la tradición.

El ambiente en el centro de Praga

Plaza de la Ciudad Vieja, la Plaza de Wenceslao o la Plaza de La Paz se llenan con mercadillos artesanales: los huevos de pascua inundan los puestos de artesanía en la plaza: madera, juguetes, velas, vidrio y cristal, marionetas y otros trabajos que te puedes traer como recuerdo de tu viaje a la ciudad de los puentes.

Gastronomía en República Checa, que no falte

Cordero de Pascua dulce Foto: Chmee2

Cordero de Pascua dulce Foto: Chmee2

La gastronomía, como en cualquier otra fiesta de República Checa tiene también mucha importancia: en la calle podrásdegustar el delicioso ‘trdelník’ (un pastel caliente cubierto de azúcar) o los irresistibles jamones asados que verás en más de un lugar, también típicos de estas fechas. Otras delicias son el Nadivka, una receta a base de carne y huevos muy habitual

Lo que no suele faltar en las casas es el cordero de pascua, y aunque muchos no se animan a cocinar un cordero de verdad, la gran mayoría se decide por el corderito dulce de mazapán, que tiene variantes muy populares como la de chocolate.

Las costumbres de Semana Santa en República Checa

    • La Morana es la dama del invierno en República Checa. Como con la llegada de la Semana Santa se despide esta estación, se fabrica una muñeca de paja que emula a Morana y se la lleva en procesión al río más cercano para sumergirla y decirle hola al buen tiempo.
Halconviajes.com Praga

Una vara Pomlázka. Foto: Flickr/elPadawan

  • A los checos les gusta tanto esta celebración que muchos de ellos se visten con trajes tradicionales para celebrar la Semana Santa. Es probable que te los cruces en las calles de Praga.
  • Los famosos huevos, que en checo se llaman kraslicem, palabra que  proviene del antiguo vocablo  krásný que significa rojo. Los niños los pintan en los talleres, pero también son escondidos por los adultos en las casas para que los pequeños los encuentren.
  • Una tradición que puede resultar algo chocante, pero que es muy seguida y parece ser muy seguida por todos en este país es la del “azote” con las varas Pomlázky. Los chicos las fabrican y  “pegan” simbólicamente a las chicas, porque según la tradición otorga juventud y salud a todos, ellas a cambio les dan huevos de pascua.

¿Y si sales de Praga?

Además de  ver la capital, con la llegada del buen tiempo se pueden hacer excursiones para visitar palacios y castillos o disfrutar del campo y las regiones rurales.

República Checa Halconviajes.com

Palacio de Hrádek u Nechanic. Foto: Kozuch

  • El Palacio de Hrádek u Nechanic celebra la Semana Santa con un programa especial cultural en el que se explica la tradición checa estos días, muy recomendable para ir con niños, pero también para los adultos por la visita del castillo en sí.
  • El Castillo de Křivoklát es una de las excursiones habituales de los viajes a República Checa por la cercanía con la capital, por la belleza boscosa de su entorno y por la importancia geológica e histórica. Una visita indispensable de la Bohemia central.
  • En la localidad de Brno se celebra un Festival de Pascua de Música Espiritual. Seis conciertos distintos en seis iglesias diferentes en un recorrido musical por 6 siglos.

Para el viajero que se acerque a República Checa, la Semana Santa es perfecta para disfrutar con niños, una buena idea para una escapada primaveral en pareja en busca de las regiones más rurales, pueblos y sus tradiciones, y perfecto  para un viaje con amigos con ambiente festivo en una capital europea.

Artículos relacionados