Rijksmuseum, el museo del año está en Ámsterdam

El museo del año está en Ámsterdam. Se trata del Rijksmuseum, la institución artística y turística de referencia de la capital holandesa, que acaba de recibir esa distinción de honor concedida por el FEM (Foro Europeo de los Museos).

Rijksmuseum

Rijksmuseum, una visita imprescindible en Ámsterdam

Ese galardón, que, como indica su nombre, tiene carácter anual, se entregó en Glasgow el pasado 16 de mayo según la decisión de un jurado que tiene como objetivo premiar los museos de nueva inauguración o los que reabren tras una intensa remodelación, como en este caso.

Y es que el Rijksmuseum ha estado cerrado un tiempo para someterse a un lavado de cara, según el proyecto que lleva aplicando progresivamente a lo largo de la última década y firmado, curiosamente, por los arquitectos españoles Cruz y Ortiz.

Dichos trabajos afectaban no sólo al edificio -neorrenacentista, diseñado por Petrus Cuypers en 1885 y para el que ahora se han creado nuevas salas, una dedicada a la Edad Media y otra a Asia- sino a la colección misma, alguna de cuyas piezas se han restaurado y lucen mucho más radiantes, caso de la famosa Ronda de noche de Rembrandt (La compañía de fusileros del capitán Frans Bannigh Kok es su verdadero título), que además fue el símbolo de la reapertura.

El Rijksmuseum también fue elegido Museo del Año, entre otros cuarenta y dos candidatos europeos, por una serie de cualidades que lo distinguen especialmente, como el tirón que tiene entre los turistas que viajan Ámsterdam, su espléndida página web -que incluye una visita virtual- y sus programas didácticos dirigidos a los escolares holandeses.

Los visitantes encuentran en esta pinacoteca un amplio abanico de géneros y estilos plástico, desde dibujos a grabados pasando por estampas o artes decorativas y, por supuesto, pinturas. De hecho, la colección pictórica es magnífica y tan extensa que hasta ahora sólo podía exhibirse una pequeña parte.

Aunque predomina los artistas holandeses, como es lógico, con representación especial del citado Rembrandt pero también Frans Hals (El alegre bebedor), Jan Vermeer (La lechera) o Lucas Van Leyden (El becerro de oro) entre otros, no le faltan cuadros de ilustres maestros de otras nacionalidades, incluyendo los italianos del Renacimiento y el Barroco o incluso Goya.

Así que si decides pasar tus vacaciones por esas latitudes, ya puedes apuntar algo en tu agenda: acercarte a la plaza MRuseumplein y disfrutar de las renovadas instalaciones del Rijksmuseum (tiene audioguías en español), una institución creada en 1800 como Galería Nacional de Arte, aunque originalmente estaba en La Haya y fue Luis Bonaparte quien lo trasladó a su ubicación actual.