Fin de semana de viñedos por la ruta del vino de Logroño

Logroño, bien podría ser la capital del vino Rioja, este es el destino ideal para hacer una escapada de fin de semana y disfrutar de todo tipo de actividades enfocadas al mundo del vino y la gastronomía. Si eres un apasionado del buen gusto en general, y de la cultura del vino en particular, esta escapada enológica de tres días por la ruta del vino de Logroño es para ti ¡Mira!

Cartel de madera con una flecha indicando la dirección de RIOJA

Logroño es la capital de la comunidad autonómica de LA RIOJA, así como también capital de la Denominación de Origen Controlada (DOC) del vino producido en esa región. Esta hermosa ciudad situada sobre el río Ebro, se encuentra ubicada en la zona norte de la Rioja Alta, una de las tres regiones que componen la DOC RIOJA: Rioja Alta, Rioja Alavesa y Rioja Oriental.  Sus increíbles bodegas, algunas tradicionales, otras modernas y vanguardistas, y un sin fin de actividades y experiencias que giran en torno al vino, se mezclan con las maravillas que tiene esta comunidad, donde podrás disfrutar al mismo tiempo de la cultura, la naturaleza y los placeres de la buena gastronomía.

Imagen de un racimo de uvas en Logroño

Bodegas, calados, vinotecas, viñedos, el turismo enológico es la industria que más ha crecido en los últimos años en la región.  Algunas de las actividades que puedes experimentar en los viñedos son: recorridos por el viñedo para aprender sobre técnicas de viticultura, visitas a bodegas para aprender las diferentes fases de producción del vino,  catas de vinos, catas a ciegas, degustaciones gastronómicas o inclusive sesiones de vinoterapia.

Imagen de productos de tratamiento de vinoterapia.

Si estás pensando en viajar a Logroño por tres días, esta es la sugerencia de actividades que hemos pensado para ti:

Día 1: Vivir la cultura del vino

Imagen de botellas de vino con polvo en una bodega antigua en Logroño

La vida de la ciudad está marcada por la cultura del vino y en sus callecitas hay muchas cosas para descubrir. Como para comenzar,  en el casco histórico puedes visitar Los calados (cavas subterráneas), que desde la Edad Media las familias utilizan para la elaboración y la crianza casera del vino. Las calles más antiguas de la ciudad, siguen conservando estos antiguos calados. En algunas casas, a la altura del suelo, puede verse una especie de respiradero que llevan a estas cavas. Aunque en la actualidad muchos de ellos funcionan como restaurantes, modernas vinotecas o galerías de artes.

Cartel que indica el nombre de una de las calles más antiguas en Logroño, ''Calle del Laurel''

El siguiente paso de este recorrido es disfrutar de una travesía gastronómica riojana por la mítica calle Del Laurel. En esta prestigiosa calle, repleta de bares y tabernas (como el Pata Negrao La Tavina, con sus propias marcas de vino), podemos deleitarnos con los mejores vinos de la zona y las excelentes tapas riojanas.  La consigna aquí es no quedarse quieto, sino ir descubriendo tabernas, “tapa por tapa, chato por chato”.

Imagen de barriles de madera de vino en una bodega.

También, dentro de la misma ciudad, podemos visitar tres de las nueve mejores bodegas de Logroño. Esas son: Bodegas Franco Españolas, Bodegas Viña Ijalba y Bodegas Arizcuren.

Día 2: Recorrido por bodegas y viñedos en Logroño

Una de las seis grandes bodegas de vino en La Rioja

Los alrededores de la ciudad de Logroño son el lugar indicado para realizar una ruta por las mejores bodegas de vino en La Rioja. Son seis las grandes bodegas que rodean la ciudad, que pueden visitarse de forma guiada o por libre. Cada una de ellas es una experiencia única por las diversas propuestas que ofrecen. Lo recomendable es visitar por lo menos tres de ellas para poder notar el contraste y aprovechar bien la experiencia.

Imagen de muchos barriles de vino amontonados en grupos

Las bodegas y viñedos más destacados de las afueras de la ciudad son:

– Bodegas Campo Viejo
– Bodegas Marqués de Vergas
– Bodegas Olarra
– Bodegas Marques de Murrieta
– Bodegas Ontañón
– Bodegas Valoria

Día 3: Cursos, catas de vino y más…

Imagen de una cata de vino

Si tienes un tercer día libre para aprovechar, lo ideal es hacer algún curso de enología o de catación de vinos. O bien, vivir una vendimia (si es que viajas durante la época de la recolección.

Foto paisaje de La Rioja. Al fondo las montañas y toda la pradera verde.

De lo contrario, lo siempre recomendable es completar esta escapada a la Rioja y continuar con la ruta del vino rioja visitando las demás capitales de las tres regiones de la DOC (todas muy cercanas a la ciudad), como: Haro (Rioja Alta), Laguardia (capital de la Rioja Alavesa) o alguno de los pueblos de la Rioja Oriental, como Alfaro, Aldeanueva, Calahorra o Viana.

Si quieres saber qué más ver en Logroño cuando viajes ahí, te dejamos algunos consejos de cosas que visitar.