Ruta gastronómica por el Mediterráneo

La gastronomía  mediterránea comprende la cocina de los países situados alrededor del Mar Mediterráneo, que el año 2010 fue declarada por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Los vínculos históricos entre estos países y la influencia del clima del Mar Mediterráneo en la zona, han determinado una fusión culinaria de alimentos básicos que comparten entre todos, como el aceite de oliva, los pescados y mariscos, las frutas y verduras, la harina y la carne; que combinados equilibradamente conforman la dieta mediterránea, una de las más prestigiosas y saludables del mundo entero. En este post te invitamos a viajar por el sur de Europa para saborear los platos típicos de la gastronomía mediterránea más originales y característicos de cada país.

La cocina mediterránea española

El sur de España es un buen punto para comenzar a descubrir las riquezas de la cocina mediterránea. Uno de los platos tradicionales de esta región son las Migas Andaluzas, que también las hay murcianas o extremeñas. Este plato consiste en pedazos de migas de pan, que luego de ser humedecidas, son tostados con ajo y aceite de oliva, acompañadas de carnes y/o pescado, y verduras picadas. Para darle un toque agridulce se complementa con uvas o mandarinas.

Foto de plato de migas con pescado, jamón y uvas.

Continuando camino por la costa mediterránea, encontramos una de las comidas características de Valencia y la Costa Blanca, como es la tradicional Fideuá. Este plato de fideos de pasta es cocinado como la paella de arroz, con caldo de pescado y diferente variedades de pescados y mariscos. Suele acompañarse con limón o alioli.

Foto de plato de fideos, pescado, limón y un tenedor.

Un plato típico de las Islas baleares,  principalmente de Menorca, es la sabrosa Caldereta de langosta. Sobre un fondo de sofrito de cebolla, tomate, ajo y perejil, se añade la langosta troceada junto a otros mariscos y se cuece durante dos horas hasta lograr un caldo rojizo contundente.

Foto de plato de caldo de pescado, con una servilleta, una cuchara y pan tostado.

La gastronomía mediterránea francesa

Siguiendo viaje cruzamos a Francia para encontrarnos con los manjares de la prestigiosa región gastronómica de Provenza, de donde provienen las hierbas provenzales (orégano, tomillo, romero y mejorana).

En esta región del sur de Francia encontramos como aperitivo principal el Socca. Una especie de crep, pero hecho de garbanzos, pimienta negra y aceite de oliva.

Foto de una Socca, con una cuchara con garbanzos y romero.

La famosa Bullabesa de Marsella, es una colorida y contundente sopa de variados pescados, que a veces se sirven enteros en un plato aparte. Por lo general, se trata de pescados de la zona, como el gobio, pataclé, congrio o rape. Se suele acompañar con pan tostado y salsa rouille.

Foto de plato de caldo de pescado con verduras.

La Daube Provencal es otro de los platos característicos de la costa mediterránea de Francia.  Este estofado es elaborado a base de carne de cordero, ternera o toro, marinada con vino blanco o tinto y con las regionales hierbas de provenzales.

ruta gastronómica: Plato de carne con salsa y diferentes verduras.

Platos tradicionales de Italia

No solo encontramos pasta y pizza en Italia. Uno de los platos tradicionales de Italia es La Porchetta, que varía según la región (Roma, Cerdeña o Toscana). En general, es una pata de cerdo deshuesada y horneada en horno a leña durante 12 horas, sazonada con sal, pimienta, romero, tomillo, laurel, ajo e hinojo. Suele servicie cortada en rodajas, acompañada por verduras y burata.

Foto de plato con cerdo enrollado.

Siguiendo nuestro recorrido, bajamos hasta el sur de Italia para encontrar El Arancini (plato típico de Sicilia). Una especie de croquetas de pasta de arroz y azafrán, unidas con parmesano y huevo, que luego se fríen en aceite de oliva. El relleno de esta fabulosa fritura puede ser ragú, mozzarella, guisantes, jamón cocido o pistacho.

Foto de plato con Arancini de queso y de ragú.

La cocina mediterránea de Grecia y sus alrededores

Para finalizar, desembarcamos en Grecia para conocer dos de los platos típicos de Grecia, que podemos encontrar también en países vecinos como Albania o Turquía.

Por un lado encontramos la Taramosalata, que es una especie de puré elaborado a base de huevas de esturión, mezcladas con jugo de limón, aceite de oliva, cebolla, ajo y aceitunas; que se acompañan con pan de pita o papa.

ruta gastronómica: Plato con Taramosalata, aceitunas y pan de pita.

Por otro lado, los Dolmades, queson una especie de rollitos de  hojas de parra rellenas de diferentes ingredientes, como arroz, carne, hierbas aromáticas y/o verduras. Suelen servirse fríos y acompañados con tzatziki (salsa de yogur típica de Grecia).

Ruta gastronómica: Foto de plato con Dolmades, tomates y ajos de fondo.