Ruta por los pueblos medievales de la Costa Brava

Probablemente relaciones la Costa Brava con playa, chiringuito, espectaculares calas donde darse un chapuzón y ambiente, muy buen ambiente. Y no te equivocas. Pero queremos darte a conocer una nueva dimensión: la de los pueblos medievales de la Costa Brava

Son pueblos, lugares, diferentes, anclados en un tiempo, la Edad Media, en el que comenzaba a edificarse de una manera un poco más estable con piedras y se empezaba a tener constancia de la importancia del alcantarillado, en las mejores ocasiones, subterráneo.

¿Por qué decimos esto? Porque en muchos de estos pueblos aún se pueden ver los cauces de aquellos conductos que construían para canalizar las malas aguas hacia, en la mayoría de los casos, los ríos. Pero si quieres saber cuáles son esos lugares, atiende.

Pueblos medievales de la Costa Brava

1.- Peratallada

perattaada

La joya de la corona. En el interior de la provincia de Girona se encuentra esta auténtica maravilla de la Edad Media que se conserva en perfecto estado. En la Plaça de Les Voltes podrás encontrar uno de los principales puntos de interés del municipio, como son los soportales con bóvedas en cuyo interior, si hablas, podrás escuchar los juegos de la voz con el eco.

Justo en frente, en la plaza, se encuentran algunos de los mejores restaurantes del pueblo, por si quieres parar a tomar un refrigerio o probar la excelsa gastronomía catalana. Por supuesto, como buena ciudad medieval, destaca su castillo, y el foso que rodea toda la muralla del municipio. Además, si eres amante de las flores, te encontrarás feliz con las numerosas plantas que cubren las edificaciones.

2.- Monells

monells

Posiblemente este sea el municipio con el nombre más largo de toda España, ya que se llama Cruïlles, Monells y Sant Sadurní de l’Heura debido a la unión de todos estos pueblos en uno solo. Circunscribiéndonos únicamente a Monells, este destaca sobre todo por su plaza, un lugar en el que te puedes sentar a comer protegido del sol por unos soportales o por las sombrillas de los comerciantes.

Este municipio es, además, famoso por haber aparecido en la película de ‘Ocho apellidos catalanes’, aunque, en esa ocasión, la plaza se llamaba, directamente, “Plaza de Pep Guardiola”, nada que ver con la realidad. Esta plaza fue, durante décadas del S.XVII, un importante lugar de mercadeo entre los comerciantes de todo el Baix Empordà. Hoy en día lo mejor que puedes hacer cuando llegues a Monells es perderte por entre sus callejuelas y disfrutar de donde estás.

3.- Vulpellac

pueblos medievales de la Costa Brava Castillo_de_Vulpellac

Apenas a unos kilómetros de La Bisbal de L´Empordà, que es la capital del Baix Empordà, se erige el pueblo medieval de Vulpellac. El casco urbano del municipio está declarado como Bien Cultural de Interés Nacional, por lo que merece la pena visitarlo.

Destaca sobre todo el castillo medieval que reina en el municipio, datando de aproximadamente el año 1269, y considerado como un Bien de Interés Cultural.

4.- Pals

pueblos medievales de la Costa Brava pals

En la cima del Puig Aspré se encuentra otro de los pueblos medievales con mayor encanto de esta zona de Girona. Pals es actualmente uno de los mejores referentes del medievo, y conserva perfectamente la iglesia de Sant Pere, del año 944, la Torre de las Horas, del S.XI, o la muralla medieval, que data de los S.XII y S.XIV.

Lo mejor, de nuevo, vuelve a ser perderse por entre sus callejuelas para disfrutar de las bóvedas, los arcos de herradura, las portaladas y las ventanas románicas y góticas que aún hoy se conservan en perfecto estado. Además, si prefieres acercarte a darte un chapuzón, tienes la Platja del Grau y la Platja Gran a pocos metros del centro histórico.

Por cierto, si vas por esta zona, no te olvides de probar las ricas anchoas con pan tumaca que preparan en la mayoría de los restaurantes. Y, si lo que te gusta son las piezas hechas de cerámica, en lugares como La Bisbal de L´Empordà tienes una gran variedad de tiendas para hacerte con la pieza que más te guste.

Artículos relacionados