¿Sabes hacer el check-in on line?

Blogshalcon-Vuelos-Tarjeta de embarque virtual

Parece un trabalenguas, especialmente para aquellos que no sepan inglés: check-in on line. Pero si lo prefieres podemos llamarlo impresión de la tarjeta de embarque, que es básicamente de lo que se trata.

Para subir a un avión no basta con haber hecho la reserva, aún cuando ésta se haya pagado y todo. Es necesario tener una tarjeta de embarque, es decir, un papel en el que consten tus datos de identificación, nombre y apellidos, el número del vuelo, la hora de salida y el asiento asignado, si lo hay, entre otros. Tradicionalmente, dicho papel era una cartulina rectangular que te daban en el mostrador correspondiente de la aerolínea, cuando ibas a facturar las maletas.

Ahora bien, cada vez es más frecuente viajar sólo con equipaje de mano, que no es necesario facturar y trasladar a la bodega sino que puedes llevar contigo durante el trayecto. Entonces ¿por qué obligar al pasajero en tales circunstancias a esperar colas interminables? Atendiendo esta premisa, ahora la mayoría de las compañías permiten que uno mismo se imprima su tarjeta de embarque y, de paso, reducen el tiempo de espera a los demás viajeros.

A eso se le llama hacer el check-in, que es la misma expresión que se usa al registrarse en un hotel, y como ves lo puede hacer uno mismo. Para ello hay dos formas. Una es aprovechando las máquinas de autoservicio que las aerolíneas instalan en los alrededores de sus mostradores de facturación, aunque no todas las tienen, como tampoco todos los aeropuertos; Air Europa, por ejemplo, dispone de unas cuantas en las terminales 1 y 2 de Barajas, cerca del Metro. Es relativamente fácil usarlas, pues sólo hay que ir siguiendo las instrucciones que indica la pantalla, exactamente igual que en un cajero automático.

La otra forma es, y recuperamos el trabalenguas inicial, hacer el check-in on line. O sea, a través de Internet. La ventaja es obvia: imprimes la tarjeta en tu propia casa y así llegas al aeropuerto con ella directamente a la sala de embarque, sin necesidad de colas ni esperas ni de buscar máquinas, suponiendo que las haya. Hasta puedes elegir asiento entre los disponibles. Y basta un simple folio; ni siquiera es neceario que la impresión sea en color.

Para ello hay que entrar en la web oficial de la compañía e ir siguiendo los pasos, tal cual ocurre con las citadas máquinas autoservicio. Es más, algunas aerolíneas exigen que seas tú quien se ocupe de llevar el check-in hecho so pena de cobrarte un recargo exagerado en el mostrador. Por eso, para evitar sorpresas de este tipo, conviene leerse bien la letra pequeña durante el proceso.

En fin, como los avances tecnológicos siguen extendiéndose, también empieza a ser habitual la tarjeta de embarque virtual: una vez hecho el check-in, la aerolínea te confirma la reserva con un SMS que incluye dicha tarjeta con un código y al embarcar sólo hay que mostar el aparato. Habrá que ver cómo evoluciona todo y qué sistema se aplcia dentro de unos años.