Saïdia, el oasis de Marruecos

Marruecos con los cinco sentidos

Marruecos tiene olor, color y un sonido característico. Es un destino que impregnará de emociones, buenos recuerdos y sensaciones vuestras próximas vacaciones. Queremos que combinéis algunas visitas culturales con el descanso en Be Live Grand Saïdia, todo un oasis en medio del desierto.
Saïdia es uno de los destinos balnearios de Marruecos

Be Live Grand Saïdia

Saïdia es un encantador municipio situado en el extremo nordeste de Marruecos. Conocida como la “Perla azul”, ya da una idea del entorno idílico que encontraréis a orillas del Mediterráneo. Saïdia siempre tuvo una tradición marinera, pero, en los últimos años se ha convertido en destino turístico internacional, ya que posee algunos complejos turísticos tan importantes como el de Be Live Grand Saïdia.

Tendréis el privilegio de bañaros en una de las playas más largas de Marruecos, de unos 14 kilómetros y de arena fina y dorada. Sus aguas turquesas y su clima templado hacen que vuestros días de descanso sean únicos.

Además de disfrutar al sol y la playa en las inmediaciones encontraréis restaurantes donde terminar cenando y degustando los platos típicos del país.  Dispone de un extraordinario paseo marítimo, lleno de terrazas y comercios donde seguro podrás charlar con sus propietarios y adquirir algún souvenir de recuerdo.

La Marina es el Puerto Deportivo en Saïdia

Puerto Marítimo: La Marina

El puerto deportivo se llama Marina Saïdia, y es el tercero más grande del Mediterráneo. Dispone, entre otras cosas más, de un importante centro comercial y de ocio que acoge regatas, congresos, y otras actividades sociales y deportivas, como la Convención Nacional de turismo. En Saïdia se pueden practicar deportes náuticos: buceo, snorkel o alquilar una embarcación para recorrer la costa marroquí.

En la ciudad cabe destacar la zona de la Medina, calles estrechas, las puertas de las viviendas con el estilo árabe propio del país.  Además, la Alcazaba (Casbah), una fortaleza del siglo XIX que la mandó construir el sultán Hassan I, para vigilar la frontera con Argelia. Compuesta de adobe y con 15.600 metros cuadrados de superficie.

Cerca de la Alcazaba los domingos se instala el Zoco, donde podréis regatear los precios con los comerciantes, una de las costumbres más típicas árabes, ya que están acostumbrados a que toda compra vaya precedida de una negociación.

Al oeste de la ciudad en la desembocadura del río Moulouya, descubriréis el santuario de aves, lugar de observación de hermosas especies de aves.

Escapadas urbanas

Para aprovechar las vacaciones al máximo, os recomendamos visitar Oujda, a unos 60 km de la ciudad balnearia.  Es la capital de la región oriental marroquí.  Os recomendamos que os perdáis entre los mercados locales, donde experimentaréis esa mezcla de sensaciones, ruidos y olores característicos.

Además, merece la pena visitar la Medina atravesando la puerta Bab Sidi Abdel Wasahb. La parte más antigua de la Medina es la Mezquita, y junto a ella, podréis encontrar una de las joyas turísticas de Oudja: las escuelas islámicas o  Madrasas Meridinas.

Fuera de la Medina, se encuentra el Palacio Dar Sebti, que actualmente es un centro cultural de música árabe – andalusí.

Como véis, este viaje a Marruecos implica muchas actividades diferentes, donde se conjugan a la perfección el turismo local junto al descanso frente al mar. Aprovechad la oferta y viajéis 7 días desde 795 euros por persona en Be Live Grand Saïdia.

Be Live Grand Saïdia

Artículos relacionados