Salvador de Bahía, al calor de la música

La primera capital de Brasil es el centro de la cultura del país

Salvador de Bahía es una de las ciudades en las que te puedes sentir demasiado a gusto desde que llegas. Sus increíbles 50 km de playas, sus gentes y su clima obligan a vivir la ciudad en la calle y recorrerse su impresionante conjunto arquitectónico que desde 1985 es Patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Salvador de Bahía

Barrio de Pelourinho, Salvador de Bahía. Foto: Flickr/ Bruno Girin

El Pelourinho es el barrio en el que se concentra la arquitectura colonial portuguesa: grandes casas de colores suaves con calles empedradas recuerdan claramente a la capital lusa. La colonización portuguesa en  hizo de esta ciudad la capital de su imperio en América Latina y la influencia europea está presente, pues una de las características que definen Salvador de Bahía es su mezcla de culturas.

 Si Sao Paulo es la capital económica de Brasil, Brasilia su capital política y la Río de Janeiro la capital de su carnaval, la actividad cultural de Salvador de Bahía la convierte en capital de las artes: cuna de pintores, músicos, poetas, escritores y otros artistas, Salvador de Bahía acoge una gran muestra de museos y galerías, además de una animada vida musical que se respira desde los grandes auditorios hasta los pequeños rincones de sus calles. No puedes perderte los museos de Arte Moderno o el Palacete de las Artes de Rodin, y tampoco dejar de disfrutar la experiencia de la música brasileña en directo.

Los edificios religiosos también acaparan bastante protagonismo de entre la arquitectura local: son imprescindibles la Catedral- Basílica o la Iglesia da Ajuda, la más antigua de Salvador.

La belleza natural de Salvador de Bahía no acaba en sus playas. Hay varios parques naturales como el de Cahapada Diamantina, que hoy es uno de los principales focos de ecoturismo en Brasil: muchas especies únicas habitan en sus variados ecosistemas: monte, cuevas, cascadas y ríos. Volviendo a sus playas, la más famosa de ellas es Praia do Forte, a unos 80 km del centro de Salvador. Si buscas algo más cercano, la playa urbana de Porto de Barra es una gran opción. En este mismo lugar puedes visitar el museo Náutico de Salvador.

Artículos relacionados