El castillo de Sammezzano

Un palacio con 365 habitaciones en la Toscana

En lo alto de una colina, en un recinto de unos 450 acres repleto de robles y centenarias secuoyas y otros árboles exótivos, se levanta el Castillo de Sammezzano, un espectacular palacio construido en el siglo XVII y reformado años después, cuya decoración no pasa en absoluto desapercibida. Pertenece al municipio de Regello, junto a la localidad de Holm, a unos 30 km de Florencia.

Halconviajes.com Toscana

Sala dei Pavoni (sala del pavo real) Foto: sailko

El Castillo fue mandado construir en 1605 por la noble familia española Ximenes de Aragón. Después fue heredada por  Ferdinand Panciatichi Ximenes y rediseñado a finales del siglo XIX. Tras las Segunda Guerra Mundial se transformó en un exclusivo hotel con piscina, campos de golf, club de campo… que atrajo a la alta sociedad, hasta que cerró a mediados de los años 90. A pesar de una reforma en 1999, mantener una propiedad así exige una importante cantidad de dinero, por lo que ha estado en estado de abandono durante más de una década.

El suntuoso edificio cuenta nada menos que con 365 habitaciones, una para cada día del año, decoradas con estilos distintos entre sí, pero que se mueve entre el gótico, el hindú y el árabe. En la foto apreciamos la sala del Pavo Real, que llama la atención pos sus llamativos colores y formas geométricas, pero tampoco hay que despreciar la sala de espejos, la sala “Estalactitas” o la sala de los amantes, entre otras muchas.

Fue en el año 2012, el comité FPXA (Ferdinando Panciatichi Ximenes d’Aragona) se comprometió a reformarlo y comenzó con las tareas para poder mostrarlo al mundo.