San Andrés, Colombia, y su mar de los siete colores


Si al momento de elegir un destino se buscan playas de arenas blancas, buen clima y un mar sin igual, entonces quizás se deba pensar la isla colombiana de San Andrés, un sitio conocido por su mar de los siete colores.

Claro, es que las aguas que rodean a este archipiélago varían en diferentes tonalidades de azul y de verde, de manera que, ya sean vistas desde el aire o bien mientras se las navega, esos colores se entremezclan cautivando al visitante.

Así, las vacaciones en el Caribe ofrecen, en este lugar, muchas opciones para todos los gustos: hermosas playas, deportes acuáticos y compras, entre otras cosas. Es que la isla, de 26 kilómetros cuadrados de extensión, distante 200 kilómetros de Nicaragua y a 775 de Colombia, cuenta con una estructura diseñada para el placer de sus visitantes.

Hoteles all inclusive y hostales son las opciones de alojamiento en la isla que ofrece un clima muy benévolo, con temperaturas que oscilan entre los 26 y los 38 grados y que, debido a su ecosistema, biodiversidad y sus hermosos paisajes fue reconocida por la UNESCO como reserva de biosfera.

Pero este archipiélago del Caribe cuenta con una serie de atractivos que sus visitantes deberán conocer antes de volver a casa. ¿Cuáles son? Veamos:

  • Playa de Spratt Bight: es la playa principal de San Andrés y cuenta con 450 metros de extensión. Arenas blancas y aguas transparentes son el escenario en el que se mezclan los turistas y los locales, entre los que no faltan los vendedores ambulantes y aquellos que prestan diferentes servicios como por ejemplo paseos en lancha.
  • La Cueva de Morgan: un misterioso sitio abierto por la fuerza del mar que, a través de los años, ha desgastado la roca. Cavernas en las que que no faltan las estalactitas, las estalagmitas y, claro, todo tipo de leyendas entre las que figura la posibilidad de que el tesoro del pirata Morgan haya sido escondido en ese lugar.
  • El Cove: una bahía en la que se recomienda apreciar la caída del sol. Además, es un paraíso para aquellos que practican buceo.
  • Hoyo Soplador: se trata de una serie de túneles subterráneos que nacen en la costa y culminan en un solo agujero a varios metros de allí. En consecuencia, cuando una ola fuerte atraviesa todo ese recorrido, chorros altos y fuertes de agua logran ser despedidos a través del hoyo. Un espectáculo diferente.
  • San Luis: una zona tranquila y alejada del bullicio de la zona del centro. Allí es posible conocer cómo viven los nativos de la isla, en sus casas de madera, elevadas y pintadas (o despintadas) de alegres colores.
  • La Loma: este sector, ubicado a 120 metros de altura, es el lugar más alto de la isla e ideal para obtener una vista panorámica del archipiélago.
  • Johnny Cay: es este un pequeño islote que puede divisarse desde las playas del centro debido a su cercanía de tan solo un kilómetro y medio. Con una superficie de 5 hectáreas cubiertas de palmeras, sus playas son muy concurridas y allí es ideal para pasar el día dado que existen bares, restaurantes, y se pueden rentar tumbonas y sombrillas.
  • Haynes Cay: es un cayo coralino lleno de palmeras, rodeado del hermoso Caribe con sus siete colores en todo su esplendor. Allí se practican diferentes deportes náuticos.
  • El Acuario o Rose Cay: apenas a unos 60 metros de distancia de Haynes Cay se encuentra este pequeño islote al que se puede llegar caminando desde el cayo gracias a la poca profundidad de sus aguas. Arenas blancas, aguas transparentes y una inmensa variedad de peces y otras especies marinas son las que le dan el nombre.

Y así, para unas vacaciones en el Caribe en las que no falte nada, San Andrés Isla, en Colombia, es una excelente opción para tener en cuenta.

Artículos relacionados