San Valentín: hoteles para parejas gourmet

Hotel Marques de Riscal

Quedan cuatro días para el 14 de febrero y aún no habíamos entrado en el aspecto gastronómico. Porque, en estas fechas, hay quien busca hacer una escapada a la nieve o, por contra, a algún lugar donde luzca el sol y pueda ir a la playa, al igual que otros buscan apartarse del ajetreo diario en medio de la naturaleza o, por contra, prefieren permanecer fieles a la febril vida urbanita y disfrutar de espectáculos o monumentos. Pero luego están los que eligen destino en función de las exquisiteces que puedan degustar.

Madrid

Y claro, en España no faltan precisamente hoteles para parejas gourmet que podamos recomendarles. Vamos a enumerar cinco pero teniendo en cuenta que podrían ser más. Y empezamos por el Hotel Mercure Madrid Santo Domingo, un cuatro estrellas en la calle San Bernardo, en pleno centro ciudad, donde brilla con luz propia el Restaurante Sandó.

Juan Mari Arzak y su equipo acercan su filosofía a la capital con el resultado de Sandó by Arzak Instructions, una sinergia que invita a disfrutar de la alta cocina a un precio excepcional. En un agradable ambiente de tonos cálidos y frescos turquesa, está dividido en varias zonas, destacando su reservado en forma de cubo panorámico y de cristal. Tiene capacidad para cincuenta personas y una novísima carta que sigue la línea entre la cocina de vanguardia y las raíces de la tradición.

También en Madrid podemos echar un vistazo al Hotel Hesperia, que presume del que para muchos es, por instalaciones, cocina, servicio de sala y bodega, el mejor restaurante de la capital, Santceloni. Un valor sólido con dos estrellas Michelín que continúa la trayectoria marcada por el desaparecido Santi Santamaría. Óscar Velasco en los fogones, Abel Valverde en la sala y David Robledo como sumiller, forman un equipo de lujo.

Y el hotel, que está en el Paseo de la Castellana, muestra con orgullo sus cinco estrellas que acreditan sus magníficos servicios, su interior de lujo diseñado por Pascual Ortega, sus terrazas con jacuzzis, etc.

Cataluña

De la capital saltamos a Cataluña para conocer Mas Pau, una preciosa masía del siglo XVI completamente restaurada y decorada con antigüedades, a un paso de Figueras. Buena parte de su decena de habitaciones y suites están en la torre, con espléndidas vistas y muy confortables. Los desayunos se sirven en el jardín.

Mas Pau alberga también un atractivo restaurante de cocina ampurdanesa en el que lucen su profesionalidad Xavier Sagristá, en la cocina, y Toni Gerez, en la sala. Ambos trabajaron durante más de una década en El Bulli junto a Ferrán Adriá. La carta es estacional y cambia cuatro veces al año. Atención a los postres, de diseño moderno y sorprendente.

Sin salir de Cataluña vamos a insistir sobre un hotel del que ya te hablamos en el último post, dedicado a parejas urbanitas: el W Barcelona, una torre de cristal que imita la forma de una vela de barco en pleno puerto y con vistas a la playa que a mitad tde altura tiene un restaurante de referencia, el Bravo.

Dirigido por el cocinero barcelonés Carlos Abellán, que porporciona estilos bien diferenciados de cocina: cocina vanguardista, tradicional, tapas y comida casera. Recientemente se le ha añadido una barra de tapas abierta en horario ininterrumpido, donde se pretende ofrecer una nueva opción a todas aquellas personas que quieran degustar tapas de la lonja de la Barceloneta.

Álava

Para terminar, una combinación de hotel, restaurante, bodega y arquitectura fantástica: el Marqués de Riscal de la localidad de la Rioja alavesa de Elciego. Inconfundible por fuera gracias a su aspecto de ciencia ficción firmado por Frank Gehry, el restaurante homónimo suma una estrella Michelín a las cinco del alojamiento.

Está dirigido por el chef Francis Paniego, que proporciona a la carta un toque vanguardista completado con una extensa carta de vinos, selección única de la bodega Marqués de Riscal.