Shanghai: pasado, presente y futuro de una ciudad

blogshalcon-vacaciones-shanghai

Sea en un viaje de siete o veinte días, una parada obligatoria que nunca debe faltar en tus vacaciones en China es Shanghai.

Superando en población y también en ambiente cosmopolita a la capital del país, Beijing, Shanghai es una ciudad fascinante en la que el presente y el futuro del gigante asiático se dan la mano sin renunciar a mostrar ninguna de sus facetas; diferentes caras que tú puedes descubrir tan solo dando un paseo y mezclándote entre sus habitantes. ¿Quieres saber cómo? Echa un vistazo a este recorrido y anímate a conocer una ciudad que nunca decepciona.

Pasado

Aunque resulte difícil de creer, en Shanghai todavía es posible dar con edificios como el que ilustra este post. Y es que si bien Shanghai es una ciudad muy moderna, aún conserva rincones donde acercarse a su pasado y descubrir su cara más tradicional. Para ello no tienes más que acercarte a la ciudad vieja y perderte en sus callejuelas entre antiguos edificios excelentemente conservados y lugares con tanto encanto como los Jardines Yuyuan: un oasis de vegetación donde no faltan estanques, templos y pabellones de estilo clásico que te harán creer que has retrocedido varios siglos atrás, a los orígenes de la ciudad.

Presente

Si hay una actividad con la que todo el mundo relacione Shanghai, esa es sin duda las compras. Tanto si eres un adicto al shopping como si solo quieres mirar, no puedes perderte la zona de la calle Nanjing Road y sus alrededores, abarrotada tanto de día como de noche, cuando las luces de neón iluminan las fachadas de los edificios llenándola de colores. Otra zona de visita obligada a la que se va más a pasear que a comprar, es la Concesión Francesa. Conocida como “la París del Este” por su arquitectura de estilo europeo y sus calles sembradas de árboles, en ella se congregan las tiendas más chic y caras de la ciudad. ¡Cuidado con la cartera!

Futuro

Y como colofón de fiesta, para admirar la cara más futurista de Shanghai y contemplar una magnífica puesta de sol, el paseo por el Bund es imprescindible. Mientras lo recorréis de punta a punta disfrutaréis de unas magníficas vistas de los rascacielos del Pudong, el barrio financiero situado al otro lado del río Huangpu, al tiempo que el sol desaparece lentamente y los edificios comienzas a iluminarse; una imagen realmente inolvidable.