Sidney: una Nochevieja de color y calor

Su espectáculo en el cielo lo convierte en un fin de año único en el mundo

Cuando se piensa en celebrar un fin de año fuera, una de las primeras imágenes que nos vienen a la cabeza es la de la Ópera de Sidney. El espectacular ambiente de fiesta, iluminación y fuegos artificiales, unidos a las cálidas temperaturas veraniegas del hemisferio sur de las que disfruta Australia, hacen que Sidney ocupe siempre los primeros puestos en las listas de las mejores ciudades para celebrar un fin de año.

Sidney Halconviajes.com

Fin de año en Sidney, Foto: Flickr/ DuReMi

Sidney es además, una de las primeras ciudades del mundo en entrar en el nuevo año, lo que hace que el resto del planeta esté muy pendiente de su celebración. El mejor lugar y el más emblemático para disfrutar del espectáculo de fuegos artificiales es el Puente del Puerto de Sidney. El espectáculo Family Fireworks se gesta desde los barcos que lanzan la pirotecnia y que mantienen atentos a más de más de 1 millón de personas que se congregan en sus alrededores de la bahía, y a otras muy afortunadas lo ven desde los barcos.

Si el skyline de Sidney, es de por sí  llamativo gracias a su arquitectura tan reconocible, la noche iluminada por 80.000 fuegos artificiales lo hace un espectáculo único. A Family Fireworks le sigue el Harbour of Light Parade, con varios veleros en procesión iluminados. Pero para seguir la fiesta es requisito indispensable hacerlo al aire libre, como pocas veces se puede disfrutar una Nochevieja. Las playas están muy concurridas (especialmente la de Bondi Beach), así como las terrazas de los bares o discotecas.

Artículos relacionados