Simulacro de accidente aéreo en el Aeropuerto de Jerez

Blogshalcon-Vuelos-Simulacro accidente aereo Aeropuerto Jerez

Los pasajeros que esperaban vuelo en Jerez el pasado jueves tuvieron ocasión de asistir a una espectacular e interesante operación de prácticas de seguridad: un simulacro de accidente aéreo en el Aeropuerto de Jerez para evaluar los procedimientos establecidos en su Plan de Autoprotección y poner a prueba la capacidad de respuesta de los diferentes colectivos que deben participar en estas situaciones, analizando la coordinación y los tiempos de respuesta.

El ejercicio ha girado en torno a la hipótesis de un avión que al iniciar su vuelo, tras la maniobra de despegue, impacta contra el terreno y se incendia. Teóricamente llevaba 54 pasajeros de los que 4 quedaban heridos muy graves, 5 graves y 12 leves, saliendo ilesos los demás. La torre de control, al ver el accidente, avisaba al SEI (Servicio de Extinción de Incendios del aeropuerto) y el CECOA (Centro de Coordinación Aeroportuaria) activaba el Plan de Autoprotección con alarma general y aviso al 112.

Los bomberos llegaron al lugar para controlar el fuego y acceder a la cabina, donde extinguieron las llamas, la ventilaron y rescataron a las víctimas que no podían salir por su propio pie. Luego, los servicios sanitarios procedieron a clasificar a los heridos por orden de urgencia, trasladando a los graves en ambulancia hasta el hospital mientras que el resto era atendido en una sala habilitada ad hoc en el aeropuerto.

En el ejercicio participaron alrededor de un centenar de personas, tanto de Aena Aeropuertos como de organismos externos, aprovechándose un día de baja actividad en el complejo para no interferir en su funcionamiento habitual ni en el tráfico aéreo. El Eurocollege Oxford English-Centro de Estudios Aeronáuticos aportó 35 figurantes.

La normativa de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) y las administraciones nacionales, autonómicas y locales exigen la práctica de estos supuestos y AENA los incorpora «como compromiso de servicio seguro y de calidad». De hecho, todos los aeropuertos de su red disponen de un Plan de Autoprotección «destinado a minimizar las consecuencias que tendrían un accidente aéreo o cualquier incidente que e produjera en edificios e instalaciones aeroportuarias, garantizando el cuidado de las vidas humanas y la continuidad de la operatividad».

La realización de simulacros generales como el de Jerez, que se hacen cada dos años aunque también hay simulacros parciales, sirve para mantener esos planes actualizados, coordinar la actuación de los diferentes colectivos implicados, tanto internos como externos al aeropuerto, y analizar si sus tiempos de reacción son los adecuados.