Sucumbe al encanto de Le Carrousel de Lancelot

DSC01133

Disneyland®Paris no es sólo adrenalina, prisas y energía. Puedes disfrutar de momentos preciosos para disfrutar en familia o en pareja justo después de darlo todo en las atracciones más alocadas que hay en los Parques. Una de las localizaciones más especiales es Le Carrousel de Lancelot. ¡No te lo pierdas!

Sir Lancelot nos viene a recoger en uno de sus preciosos caballos para llevarnos de paseo a sitios que jamás creímos que podríamos ver algún día. Eso sí, te toca elegir: ¿prefieres ir en un carruaje decorado como si estuviera recién sacado de un cuento de hadas, o en un valiente corcel y sentirte la persona más brava del reino? ¡La decisión es tuya!

Cuando estés ya sentado, fíjate bien en tu montura. Todos y cada uno de los caballos que te encontrarás en este tiovivo son diferentes los unos de los otros. Su armadura especial, increíblemente detallada, es única en cada uno de los caballos. Además, los setenta caballos en los círculos centrales tienen colores especiales. ¿Te recuerdan a algo? Están colocados de una manera muy especial…

Además, un detalle muy especial os espera a la vuelta de la esquina, por si quieres probar suerte para intentar ser el nuevo rey (o reina) de Inglaterra. Excalibur, la espada legendaria, está escondida cerca de Le Carrousel de Lancelot, en Castle Courtyard.

Consejos

Esta atracción está muy concurrida, así que te recomiendo que vayas a primera hora de la mañana o hagas uso de las Extra Magic Hours. Esta última opción te dará, además, la oportunidad de ver una vista que te perderías de otra manera: móntate en el carrousel cuando ya sea de noche y puedas disfrutar de las luces únicas mientras escuchas el órgano que se escucha en todo Fantasyland por la noche.