Susana Manrique, de playa en playa por el Algarve

Hoy volvemos a entrevistar a nuestros compañeros. Ponemos la atención esta vez sobre los viajes de Susana Manrique, responsable de departamento de CRM de Globalia, que se ha decidido por contarnos un recorrido en grupo por la vecina Portugal: Lisboa y el Algarve en 6 días y en buena compañía.
Halconviajes.com Lisboa

En la Torre de Belem, Lisboa

¿En qué consistió ese recorrido por el Algarve y cómo planeaste el viaje?

El viaje lo planeamos entre varias amigas todo por nuestra cuenta. Dos de nosotras salíamos de Madrid, otra de Bilbao y la última venía desde Suiza. Cada una reservó sus vuelos por Internet desde su origen con destino Lisboa. Después buscamos coche y un apartamento de alquiler que nos gustara a todas y que estuviera en un sitio tranquilo. Para ir un poco con los deberes hechos, miramos en Trip Advisor los sitios recomendados. En realidad lo que es el recorrido no lo planeamos mucho, fue más bien todo sobre la marcha.

Halconviajes.com Portugal

Cabo de San Vicente

1er día: Aterrizamos temprano en Lisboa, recogimos el coche de alquiler y como ninguna conocía Lisboa y la entrada al apartamento no era hasta las 7 de la tarde, nos fuimos al centro. Andamos unas 2 horas, comimos en un restaurante y después cogimos el coche. Unos cuantos kilómetros y horas más tarde paramos en un supermercado enorme para hacer la compra de la semana. Tras esto llegamos al chalet adosado que habíamos alquilado en una urbanización monísima en Lux de Tavira.

2º día: Por la mañana fuimos en barquito desde Santa Luzia a una playa en Isla de Tavira, Terra Estreita. Comimos en Santa Luzia y por la tarde descansamos en la piscina de la urbanización.

3er día: Recorrido en coche desde Lux de Tavira hasta el Cabo de San Vicente (la “barbilla” de la Península Ibérica). A la vuelta fuimos parando en varias playas, comimos en Sagres y vimos el atardecer en una discoteca chill out en una de las playas de Portimao.

4º día: Fuimos a otra de las playas de Isla de Tavira en barquito desde Tavira. Llevábamos un bocata preparado para comer, que digerimos muy bien paseando kilómetros hasta llegar, para nuestra sorpresa, a la playa en la que estuvimos el primera día. Por la tarde/noche visitamos Tavira.

Halconviajes.com Lisboa

Tranvía antiguo vs tranvía moderno

 5º día: Fuimos a la playa de la Isla de Culatra en aquataxi desde el puerto de Olhao. Por la tarde visitamos Cabanas.

6º día: Vuelta a Lisboa, visita relámpago a la Torre de Belém y a la Casa Pasteis de Belém y directas al aeropuerto.

 El Algarve está plagado de pequeños pueblos con encanto ¿Cuáles recomendarías visitar?

Nos gustó mucho Tavira. Lo visitamos de noche y estaba muy bonito. Además tenía muy buen ambiente para cenar y tomar unas copas.

Si prefieres algo más tranquilo, Santa Luzia es un pueblo pesquero encantador, muy pequeñito y conocido como La Capital del Pulpo.

Halconviajes.com Tavira

Tavira

 Es un destino que atrae principalmente por sus playas, a unos para relajarse y a otros para disfrutar del oleaje sobre una tabla. ¿Con cuáles de las que viste te quedas?

La verdad es que probamos todos los tipos de playas: playas con aguas tranquilas, playas con aguas menos tranquilas y playas con aguas exclusivamente para valientes o amantes de los deportes acuáticos como el surf. Eso sí, había un denominador común, ¡el agua estaba helada! En una de las playas (Beliche) estaba tan fría que según te ibas metiendo se te entumecía cada parte del cuerpo que tocaba el agua. Me quedaría con cualquiera de las playas que están en la Isla de Tavira y a las que se accede en barquito bien desde el pueblo de Santa Luzia o bien desde Tavira. Para mí fueron las mejores.

Aunque es conocido por la costa, un interior de El Algarve con sierras y bosques, nos permite disfrutar de la diversidad paisajística natural. ¿Fue también objetivo en este viaje o quedará para otra ocasión?

Sinceramente, nos hubiera encantado porque somos un grupito de chicas muy activas y aventureras, pero veníamos agotadas cada una de nuestros respectivos trabajos por lo que decidimos dedicarnos exclusivamente al relax en la playa y al buen comer. En esto último no nos gana nadie porque somos chicarronas del norte, de Bilbao en concreto, y comemos bueno y en cantidad. ¡No veas las mariscadas que nos metimos entre pecho y espalda! Eso sí, no son como las de España que se cuece el marisco y se presenta, allí le añaden salsas y cosas, que para mi gusto, no te dejan disfrutar del sabor propio del marisco.

Halconviajes.com Algarve

Playa Beliche, Algarve

La gastronomía es otro  de los puntos fuertes de la zona. Seguro que hay más de un plato que recomiendas probar…

¡Por supuesto! Por lo que te acabo de contar verás que has preguntado a la persona indicada jajaja. Allí era muy típico la cataplana, una olla enorme con patatas, pimiento, cebolla, tomate, almejas, buey de mar, navajas y pescado blanco. Aunque yo me quedaría con el bacalao y las sardinas a la plancha o el pulpo y las ostras. En cuanto al dulce, que nunca puede faltar, realmente merece la pena pasar por el barrio de Belém en Lisboa para probar sus pastelitos.

En cada viaje solemos sorprendernos y aprender de algo nuevo, una curiosidad o una anécdota ¿Cuáles te trajiste de éste?

Lo más curioso, y molesto para mí, fue que no había duchas en las playas. Tan sólo encontramos una, en Santa Luzia, con forma de brazo de pulpo y casi podríamos decir que era meramente decorativa. Nos sorprendieron los aquataxis que salían del puerto de Olhao para llevarte a las islas cercanas y que podías compartir con tantos pasajeros como entraran en el barco. Y también fue curioso el tema de los peajes, que eran pórticos sin barreras ni nada que pasabas por debajo con el coche y automáticamente te cobraba el importe correspondiente. Esto únicamente si llevabas un dispositivo en el coche. El nuestro lo tenía porque era de alquiler pero los españoles que van con su coche me consta que no pagan nada 😉