El Teide, el atractivo estrella de Tenerife

Unas vacaciones en Tenerife no están completas sin conocer de cerca el atractivo estrella de la isla: el Teide. Este volcán cuenta con 3.718 metros y es el pico más alto de España. Además, presume de ser el tercer volcán más grande del mundo desde su base y se encuentra todavía en activo. Esto hace que sea un importante foco de atención científica. Y, por supuesto, también, turística.

La isla ofrece diferentes tipos de visitas que nos permitirán acercarnos a su apasionante historia geológica. Existen muchas formas de conocerla. Puedes caminar, buscar una opción más cómoda o indagar y adentrarte en sus profundidades.

En esta entrada te contamos las diferentes opciones disponibles para conocer esta maravilla de la naturaleza. Nuestra halcón viajera (y embajadora en Tenerife) Valeria Kechichian recorrió esta zona de nuestra mano hace tan solo unos días.

Nuestra halcón viajero Valeria Kechichian en el Teide

Rutas por el parque

El Parque Nacional del Teide cuenta con una extensa red de senderos que comunican con todos los lugares de interés. Ten en cuenta, eso sí, que existen determinadas zonas de uso restringido. En estos lugares, por cuestiones de conservación o seguridad, se ha regulado el acceso al público. Para acceder a La Rambleta o Pico del Teide hay que solicitar un permiso especial, tanto si deseas realizar el ascenso a pie por Montaña Blanca, como si prefieres hacerlo en teleférico.

Si no tienes pensado ir tan lejos, existen otras opciones. El Servicio de Interpretación del Parque ofrece hasta un total de ocho rutas guiadas de carácter gratuitoEncontrarás variables en dificultad y longitud de recorrido que te permitirán entrar en contacto directo con la naturaleza. Si eres un aventurero, también puedes realizar el recorrido por libre. Incluso puedes pasar una noche en uno de los refugios del Parque en compañía de un guía autorizado y experto.

Valeria correteando por el Teide

El Teleférico del Teide

Si lo que buscas es una experiencia realmente memorable, no dejes pasar la oportunidad de subir hasta La Rambleta. No es el punto más alto del volcán, pero casi. Desde sus 3.550 metros de altura ofrece unas vistas realmente espectaculares.

Para acceder hasta aquí, como comentábamos, deberás solicitar un permiso especial a través de la Central de Reservas de Parques Nacionales. El acceso se puede realizar a través de una marcha de 6 horas desde Montaña Blanca. Esta ruta es recomendable sólo si estás en forma. En caso contrario, siempre puedes ir en el más cómodo teleférico del Teide. En pocos minutos, el teleférico te dejará en la zona de La Rambleta. Desde aquí, sólo tendrás que subir 200 metros a pie. Eso sí, ¡no olvides reservar tu plaza con antelación! La demanda es alta.

La Cueva del Viento

Por último, una tercera opción muy atractiva para conocer el funcionamiento de los volcanes es la localidad de Icod de los Vinos. Se encuentra en un espacio protegido a poca distancia del volcán. Encontraremos aquí la Cueva del Viento, el mayor tubo volcánico de la Unión Europea. Se trata de un lugar impresionante. Sus más de 17 kilómetros de extensión cuentan con un laberinto de pasillos y galerías. Este fascinante recorrido entre estalactitas, cascadas y lagos de lava, es una delicia para los aficionados a la espeleología.

Artículos relacionados