The Raleigh será el primer hotel de la nueva cadena de Tommy Hilfiger

Blogshalcon-Hoteles-The Raleigh sera el primer hotel de la nueva cadena de Tommy Hilfiger

The Raleigh será el primer hotel de la nueva cadena de Tommy Hilfiger. De un tiempo a esta parte nos estamos acostumbrando a que grupos empresariales de diversos sectores entren en el mundo de la hotelería, adquiriendo algún establecimiento o incluso creando una marca propia. En este mismo blog hemos visto ejemplos con Ikea y Lego, pero últimamente es el ramo de la moda el que se está lanzando a esa aventura.

En efecto, si hace poco era Karl Lagerfeld quien anunciaba la apertura en Macao de un hotel con el nombre Palazzo Versace Macao para 2017, sumando así una novedad más al diseño de interiores que aportará al Hotel Crillon de París, ahora ha sido Tommy Hilfiger el que sigue esa línea.

Así, el grupo ha comprado The Raleigh Hotel, un establecimiento situado en Miami que no se quedará como algo aislado sino que, al parecer, se convertirá en el primero de una nueva cadena de la marca.

Ésta se llamará Hilfiger Hospitality y ha sido definida por la propia compañía como “una experiencia de alojamiento centrada en la moda, el arte, la música y el entretenimiento”. De hecho, contará con ciento cinco espléndidas habitaciones y un restaurante de Michael Schwartz. Lujo y diseño, estilo y exquisitez, son las referencias previstas para dicha cadena, de ahí que el hotel de Miami haya sido elegido como el pionero.

Y es que The Raleigh es «un verdadero tesoro». Ubicado en el 1775 de Collins Avenue, South Beach, ya acumula veteranía, pues se fundó nada menos que en 1941. Setenta y un años después, en 2012, su propietarios, Brilla Group, se lo vendieron a la sociedad formada por David Edelstein y Sam Nazarian, SBE Entertaiment (dueña de SLS Hotels), por cincuenta y cinco millones de dólares (casi cuarenta millones de euros).

Ahora es Hilfiger quien se hace con el inmueble, aunque no se ha desvelado el importe de la operación. Sí se sabe que la intención es «rejuvenecer la propiedad» para «ofrecer una experiencia de primera clase», manteniendo el nombre actual y dejando que la gestión siga en manos de SBE.