El triangulo de la aventura: Tailandia, Laos y Camboya

¿Te gustan los viajes de aventura? ¿Te apasiona experimentar cosas nuevas en lugares desconocidos? ¿Te atrae explorar otras culturas y descubrir sus costumbres? Pues entonces no pierdas más el tiempo. Sorpréndete con todo lo que hay para descubrir en esta excitante ruta por estos tres países del sudeste asiático (Tailandia, Laos, Camboya…) y comienza hoy mismo a armar tu mochila.

Playa con agua cristalina, con barcas ancladas en Tailandia

Tailandia, la puerta de entrada a la antigua Indochina

Templo dorado en Bangkok

Como no puede ser de otra manera, estas vacaciones de aventuras comienzan en Bangkok, puerta de entrada al sudeste asiático. Esta ciudad es una especie de jungla urbana para disfrutar de la aventura mediante infinitas experiencias exóticas relacionadas con el mundo oriental. Actividad diurna y nocturna entre grandes rascacielos de una ciudad futurista, mezclados con palacios y templos tradicionales, poblada de mercados de todos los estilos: mercados callejeros, el mercado de las flores, el Mercado del Tren, los mercados flotantes (sobre el río Chao Phraya), o el Chatuchak (considerado el mercado más grande del mundo).

Imagen del templo Ayutthaya en Tailandia

Tailandia es un claro ejemplo de conexión entre naturaleza y cultura, por eso nuestra primera parada son las famosas ruinas de Ayutahhaya (a 80 km de Bangkok). La antigua capital del reino de Siam, es un sorprendente parque arqueológico con palacios, templos budistas, monasterios y estatuas para pasarse todo un día descubriendo la historia.

Foto de un elefante y una chica alimentándolo en un santuario de elefantes

Continuando camino hacia el norte llegamos a Chiang Mai, donde podrás vivir las verdaderas Costumbres de Tailandia. Entre otras cosas, aquí podrás experimentar la cultura tailandesa, cooperando en el Santuarios de Elefantes, o bien participando en alguna de las ceremonias budistas en antiguos templos como el Wat Phratat Doi Suthep.

Imagen del Templo Blanco en la ciudad de Chiang Rai en Tailandia

La primera frontera de nuestro recorrido es en la ciudad de Chiang Rai. Aquí no podemos dejar de visitar el lugar más emblemático de la ciudad, el Wat Rong Khun (o Templo Blanco), y comenzar a navegar el río Mekong, para explorar la cultura comercial del llamado el Triángulo de Oro (comercio fronterizo entre Tailandia, Laos y Myanmar).

Laos, el país flotante

Barcas lentas en el río Mekong, principal transporte para los turistas en Laos

Cruzamos el Puente de la Amistad para continuar con este viaje por el sudeste asiático, y del otro lado de la frontera, en Huay Xai, cogeremos uno de los famosos SLOW BOAT (barcos lentos) con el que navegaremos durante dos días por el río Mekong rumbo a Luang Prabang. La aventura aquí es el viaje en sí mismo, donde podrás disfrutar de diferentes experiencias de la vida de las comunidades locales sobre el río.

Foto de un grupo de budistas andando por las calles de Laos

Ya en Luang Prabang, ciudad Patrimonio de la Unesco, estamos preparadospara disfrutar de su mercado de la calle central, asistir a una de las tantas ceremonias que se realizan , practicar yoga en alguno de los templos y centros budistas, o salir a las afueras para visitar la cascada de Kouang Si Waterfall. Aunque claro, la opción de bañarse en el Mekong junto a los elefantes atrae a cualquiera.

Imagen de un grupo de turistas montados sobre elefantes cruzando el río en Laos

Seguimos camino hacia Vientiane (la capital), para desde allí llegar a la frontera con Camboya, al principal destino de aventura de Laos: las 4000 Islas. Una zona de pequeñas islas (también sobre el rio Mekong), se destacan: Don Khong, Don Det y Don Kho. Como las tres islas están unidas por un puente, se las puede recorrer a todas en bicicleta.

Imagen de un río en Laos con vegetación a los lados y barcas lentas cruzándolo

Además de bañarte en sus ríos y playas, puedes visitar también las cataratas de Li Phi o de Khone Phapheng. ¡Las más grandes de todo el Sudeste Asiático! También se pueden avistar delfines Irrawaddy de agua dulceo visitar los templos de Wat Khon Tai y el Vat Khone Neua.

La milenaria Camboya

Imagen de tres niños pequeños con vestimenta típica de Camboya posando

Cruzamos una nueva frontera en la ciudad de Stung Treng y desde allí bajamos hasta Nom Pen. Luego de tanta naturaleza,volvemos a la aventura urbana de una frenética capital asiática. Lo siguiente es recorrer en “Tuk tuk” el Gran Palacio, la Pagoda plateada y Wat Phnom. Además, experimentaremos la costumbre del regateo asiático en alguno de los tantos mercados de la ciudad: el Old Market (Phsar Chas), el Orussey MarketPhsar Kandal Market, Psar Tuol Tom Pong (mercado ruso), el Night Market o el Jet’s Container Night Market.

Foto del Templo de Angkor al atardecer. Se visualiza el sol poniéndose en el horizonte, detras del templo.

Antes de cerrar el triángulo y volver a Bangkok desde donde emprenderemos nuestro regreso, la última parada será Siem Reap. Ahí viviremos la majestuosidad de los Templos de Angkor. Estas ruinas milenarias del Imperio Jemer  abarcan tantos kilómetros que necesitaremos dos días para ver la mayor parte del parque arqueológico. Duranteel primer día conoceremoslos templos más importantes: Angkor Wat, Bayon, Angkor Thom y Ta Prohm.  El segundo día, necesitaremos hacer el circuito en tuk tuk (por las grandes distancias). Visitaremos templos menores como el Templo de Banteay Kdei, Pra Rup, Preah Khan y el Lago de Srah Srang.