Necroturismo: “Un viaje de miedo”

Recorremos algunos de los cementerios más curiosos y terroríficos

Tenemos Halloween a la vuelta de la esquina y muchos estaréis preparando ya el disfraz. Una de las noticias que nos llaman la atención es que en España se está poniendo de moda el “Necroturismo”  que consiste en hacer rutas a través de los cementerios. En Europa, la visita de los camposantos como rutas turísticas es una tradición ya asentada. ¿Os atrevéis?
 
Viajar a París

Cementario de París.

 Los lugares donde aguarda la muerte abren las puertas a la vida, con rutas especiales para descubrir la belleza tétrica de los cementerios. Una experiencia más en el turismo de sensaciones, y en este caso, que crea conflictos éticos para algunos, y en cambio, seduce y atrae a otros.

En Europa hay cementerios muy famosos como por ejemplo, los de París :

El cementerio del Père-Lachaise es uno de los más visitados. Allí encontraréis esculturas tenebrosas y otras que se llenaban de besos, como pasaba con la de Oscar Wilde.  Se inició un movimiento en el que todo aquel que pasara por la tumba, se pintara los labios y dejase impreso su beso. Al final, la familia del escritor decidió hace un año poner una cristalera protegiendo el panteón.

Viajar a París

Tumba de Oscar Wilde, Halconviajes

Otro de las sepulturas más visitadas de este camposanto es la de de Jim Morrison, cuyo busto, fue robado hace tiempo. Allí también descansan Chopin,  Proust o Molière.

Si viajáis a París os gusta esta nueva forma de turismo, podéis ver otros cementerios:  el de Montmartre; el de Montparnasse y, en el centro de la villa, el cementerio de Passy.

Desde hace tiempo, en Europa se ha cuidado mucho este tipo de turismo, utilizando como reclamo el patrimonio funerario, hasta existe una Asociación Europea de Cementerios Singulares.

Si nos quedamos en nuestro país, podemos destacar algunos como el cementerio gótico de Poblenou, en Barcelona cuya estatua más famosa es la de ” El beso de la muerte”, que aparece un esqueleto llevándose la vida de un joven a través de un beso. Además, encontraréis a la entrada otra escultura de un ángel tocando la trompeta.

Otro cementerio cercano y muy famoso es el de Montjuic; toda una necrópolis en lo alto de la montaña, donde se encuentran enterradas familias poderosas y ricas de como la de Batlló.

Lo que no sabemos es si alguien tiene la valentía de entrar al cementerio de Comillas (Cantabria), ya que la bienvenida te la da el ángel Exterminado; la fachada fue declarada desde 1983, Bien de Interés Cultural de Cantabria.

Viajar a Cantabria

Ángel Exterminador, Comillas. Foto;: Fiammeta

En Valencia han querido sacar partido al turismo de cementerios, y han creado la “Ruta del silencio”,en la que se organiza un recorrido por las sepulturas y mausoleos de personajes ilustres de Valencia, como la tumba de Vicente Blasco Ibáñez, Joaquín Sorolla o Mariano Benlliure.

En Galicia destaca el conocido como ‘Cementerio del fin del mundo’, que está en Finisterre.  14 cubos de granito proyectados hacia el mar desde el acantilado forman el camposanto.  Todos ellos (con otros tres cubos algo más arriba: la sala de autopsias, el depósito y la capilla) componen el cementerio sin muertos más valorado del mundo.

Y frente a la mirada tétrica de estos cementerios, destacamos el único “cementerio feliz”: Cimitirul (Rumanía). El origen de estas lápidas tan coloridas proceden de la idea del artista local Stan Ioan Patras, cuando en 1935 esculpió la primera lápida retratando escenas alegres de la vida cotidiana de las personas que descansan allí.

Y tal y como dijo Groucho Marx en el epitafio que le atribuían: “Perdonen que no me levante”. Habrá que tomárselo con humor.

Artículos relacionados