Un Bee-F (#BF) para Molly

No, el título no es una errata, es una pista para que adivinéis el animal que además de ser tierno (es un peluche) ocupa nuestra sección de hoy. Se trata de una afortunada oveja viajera que nos cuenta sus hazañas en: «El blog de Molly».  No os perdáis las confesiones de esta pequeña oveja en nuestro #BF de la semana:

Viajar a Egipto

Molly y las pirámides

La historia de esta oveja se remonta a tiempos lejanos, cuando una pareja decide adoptarla y llevarla en todos sus viajes, tal y como aparecía en la película de Amelié con el enanito de jardín. La idea del blog  surgió más tarde, allá por 2006, cuando sus padres se quedaron embarazados y nació su  hermana Sofía, (ella sí es de carne y hueso). Fue precisamente entonces cuando se acabó su «vida loca», viajando cada dos por tres, y por eso su padre pensó que era buena idea que Molly se desahogara contando sus viajes y enseñando las muchas fotos que se había hecho en ellos.

Viajar a París

Molly con la Torre Eiffel

Como buena viajera, sigue otros blogs relacionados con viajes como  «El guisante verde», donde además de viajar te culturizas, «Viaje al atardecer», donde hay muchísima información útil, «Personas comunes» , de una amiga suya argentina, «A salto de mata» de un viajero con mucho mérito, y «Rodadas», de unos cicloviajeros.
Todos ellos han pasado a ser amigos que ha conocido gracias al blog, algunos en los concursos de blogs que ha participado.

Además de los blogs de viajes, también recomienda «Dibujos y otros garabatos» , «Netámbulo» , Sonia Unleashed.

También sigue a otros blogs de peluches como Plyngo and Me, o El Comunicado de Travis.

Nos confiesa que escribe cuando puede, ya que su blog es «de largo recorido». Intenta siempre intercalar post de contenido viajero con algunos sobre episodios de su vida como oveja-peluche y sobre sus aficiones (la principal es viajar, la segunda viajar y como tercera viajar, y ya si acaso los deportes). Ahora está cada vez más enganchada a las redes sociales.

Sus post son muy originales, estamos seguros que sonreiréis cuando leáis las ocurrencias de Molly.  Por cierto, el padre de la oveja es periodista, es aficionado a la fotografía, al cine, a los deportes y a los viajes. No os perdáis su blog «Por amor al arte«.

Esperamos que os haya gustado nuestro #BF de Pepetravel y para los que penséis que una oveja es un animal aburrido, aquí tenéis el ejemplo de una oveja descarriada.