Un #BF a ‘El Charrán mochilero’

Si se vende como  «El blog más cachondo de la red» ¡no podíamos perdérnoslo! El Charrán mochilero nos llamó la atención por muchos motivos: su estética, sus destinos, sus secciones… y el tono con el que María, su autora, nos cuenta todas sus experiencias viajeras. Por ello, es #BF de esta semana.

El charrán mochileroEs curioso saber cómo surgió este blog: del aburrimiento. Sí, María nos cuenta que tenía un trabajo que le aburría soberanamente y no le dejaba espacio para desarrollar su creatividad, por ello, lo abrió como vía de escape y al poco se enamoró de su proyecto.

«El nombre es en realidad un anhelo. El Charrán ártico es el animal que más kilómetros recorre al año -de los que más, no vaya a ser que salga el biólogo de turno a enmendarme la plana…-. Siempre digo que de mayor quiero ser como él. Volar sin parar. Lo de mochilero es una especie de apellido, de momento, y mientras mis piernas se sostengan, no concibo otra forma de viajar.»

María es la autora de El charrán mochilero

Su objetivo con el blog es el de divertirse y entretener. Si además, inspira a alguien y le incita a viajar o incluso le sirve como ayuda para organizar un futuro viaje, mejor que mejor.

Confiesa que su día a día es una locura. Intenta estirar las horas todo lo que puede pero resulta que no ha conseguido la fórmula de que duren más de 60 minutos. Eso sí, puntualmente cada martes se obliga a sentarse y publicar en el blog algún post.

La sección con la que más disfruta escribiendo es «Si yo fuera guiri en España«, porque no siente pudor. Se ríe con su propia cultura, y no pasa nada. «Es más fácil que cuando te metes con otras, porque con la tuya propia no corres el riesgo de que se te malinterprete. Si cuento que he tenido que saltar para abrocharme el pantalón y que seguro que el vecino de abajo temía por su vida, la gente se ríe. Sin embargo, si digo que estoy segura de que tú lo has tenido que hacer… es una falta de respeto importante.No es fácil acercarse a la línea sin sobrepasarla, pero estoy en ello.»

Por otro lado, cuando le preguntamos cómo cree que nos ven a los españoles desde fuera nos dice que los que suelen viajar saben que hay de todo, y los que no viajan se ciñen a los tópicos.  La sección muestra las cosas que a nosotros nos resultan cotidianas, y que sin embargo, no son ni mucho menos, normales. España es un país con una diversidad brutal, tanto en términos paisajísticos como culturales, de modo que podemos coger un autobús y sorprendernos con un millón de cosas en un destino que está a unas horas de nuestra casa.

Le quedan muchos sueños por cumplir. «Seguramente no me dé una vida para cumplirlos todos. Entre mis próximos retos… China y El África negra».

Una de las comidas más raras que ha probado durante uno de sus viajes fueron unas hormigas culonas tostadas que le regalaron a su madre unos amigos colombianos. Su madre casi se muere del asco y su padre y ella se las comieron como si fueran pipas.

El blog sin duda le aporta muchas cosas en su vida y se nota que se lo pasa estupendamente escribiendo en él. Una de las cosas que suelen preguntarle mucho sus lectores es de dónde saca el dinero para viajar tanto: «Hay mucha gente que no se puede creer lo barato que puede llegar a ser recorrerse el mundo con una mochila.»

Nosotros queremos que El Charrán Mochilero siga llenándose de viajes, experiencias y que nos lo cuente con el humor que le caracteriza, con el que nos ha conquistado a todos.