Un #BF de Ilusión a recuerdo

 El #BF de esta semana define mucho la vida de los viajes: desde que lo sueñas, deseas y es toda una ilusión, hasta que en el regreso quedan los recuerdos. De Ilusión a Recuerdo es nuestro blog destacado de la semana y nos gustaría que os tomaseis unos minutos para descubrir todo lo que esconde:
Uno de los viajes más exóticos y místicos: Bangan

Bagan (Myanmar)

Hace dos años Patricia Velasco abrió este blog. No recuerda muy bien cuál fue el motivo, quizás lo que le motivaba era que unía sus dos pasiones: los viajes y escribir. Lo que tenía muy claro era el título: refleja a la perfección su manera de ver la vida. Cree 100% en la ilusión como motor de vida. «A base de ilusiones  he caminado sobre un glaciar, he visto el sol de medianoche, he acampado junto a hipopótamos, he subido a la duna con la arena más antigua del mundo, he arribado a playas desiertas, he sobrevolado lugares increíbles, he conocido la hospitalidad en estado puro, el valor de las sonrisas, me he conocido mejor a mí misma…»

Para los que queráis hacer un viaje diferente: una Ruta en 4x4 de Namibia y Botswana

Ruta en 4×4 de Namibia y Botswana

Patricia es periodista y trabaja desde hace 11 años en una editorial de revistas. Le permite pagarse sus viajes y siempre está rodeada de fotógrafos con la esperanza de que se le pegue algo.  A la hora de escribir, lo hacía de manera anárquica, hasta que se ha puesto con un curso de Community Manager y se ha concienciado en ponerse más a menudo con el blog.

De hecho, es uno de sus propósitos para este año. A nivel de viajes le gustaría dar la vuelta al mundo, o por lo menos cogerse unos meses para conocer América del Sur.  Este año por ejemplo le encantaría visitar Chile, Bolivia y Perú pero no se quita tampoco de la cabeza Madagascar ni, por supuesto, Nueva Zelanda y Australia. Todos esos destinos están en su cajón de ilusiones así que tarde o temprano caerán.

Le gusta ir a cualquier parte, pero reconoce que le atraen los destinos lejanos porque piensa que los que están cerca siempre tendrá ocasión de verlos. También le gustan que no estén masificados y que sean destinos de aventura. A veces la decisión la toma por detalles como haber leido un libro, como le pasó con El río de la luz de Javier Reverte hizo que acabara en Alaska hace casi 4 años.

Y precisamente fue el viaje que quizás más le marcó. Recorrió el país por libre, con una autocaravana por carreteras inhóspitas.

Uno de los lugares que visitaron en África fue el Parque Natural de Etosha

Parque Natural de Etosha, África

El viaje que más le ha removido las entrañas es el que hizo por Namibia y Botswana con un 4×4 y una tienda de campaña: «Hay una zona muy pobre en Namibia llamada Franja de Caprivi, encajada entre Angola y Botswana donde ves la vida de la gente en los poblados al pie de la carretera. El choque social y cultural es muy grande y te deja echa polvo, quieres darles todo lo que llevas y más. Viajar te enseña a valorar mucho más las cosas, a darte cuenta de que nos sobran la mitad de las «posesiones» que tan absurdamente valoramos. Tengo perdición por los niños y obviamente allí con los peques se te cae el alma a los pies, pero descubrí el lenguaje internacional de las sonrisas. Recuerdo por ejemplo con mucho cariño una modesta escuela en medio de la nada en Namibia donde los niños nos recibieron cantando. O un partido de fútbol improvisado a orillas del río Pacure en Costa Rica hace 7 años con unos niños indígenas descalzos y medio desnudos, apenas levantaban medio palmo del suelo y ya manejaban el machete.»

Siempre ha viajado acompañada pero hace unos meses quiso experimentar. Viajó sola a Tailandia y Myanmar, macuto al hombro y le encantó la experiencia. «Desterré falsas creencias, ví que soy más fuerte de lo que pensaba, un regalo estupendo que todos deberíamos hacerle alguna vez a nuestro «yo interior» que a veces lo tenemos un poco abandonado.»

Patricia nos cuenta la cantidad de cosas positivas que le ha aportado el blog. Una satisfacción personal que comienza desde los propios comentarios que les dejan sus lectores, y siguiendo con todas las personas viajeras que ha conocido a través del mundo online y gracias a ellos, aprende cada día y le entra cada vez más ansias de seguir viajando.

Nos quedamos con una reflexión de Patricia: «Para mí, viajar es una inversión, es invertir en ilusiones y recuerdos. Hay que hacerlo siempre con la mente muy abierta porque el viaje es la mejor escuela de vida posible. El viaje es un aprendizaje continuo que te enseña a respetar lo diferente, a valorar las pequeñas cosas que suelen pasarnos desapercibidas en el día a día. «