Un #BF de postal (urbana)

¡Qué ilusión cuando llegas a tu casa, abres el buzón y te encuentras una postal de alguien a quien aprecias! Por todo lo que significa una postal (imagen y palabra) y porque demuestra que alguien al otro lado del mundo se ha acordado de ti, hacemos hoy un #BF a un blog que recoge esos recuerdos: «de postales urbanas«.

Un de los post de De postales urbanas

De postales urbanas

Este blog llevaba mucho tiempo rondando en la cabeza de su autora, hasta que hace un año se materializó. Quería de alguna forma juntar tres de las cosas que más le apasionaban: la fotografía, la escritura y el viajar. Desde los 19 años (ahora tiene 26) que “le picó el bichito viajero” ya que para ese entonces fue la primera vez que se fué a vivir durante un año lejos de Buenos Aires, la ciudad donde se crió.

Empezó a conocer y vivir nuevas culturas, mientras conocía sitios lejanos que antes sólo en fotos podía apreciar. La fascinación por la fotografía le vino por su mi padre quién le transmitió ese amor por los instantes y no nos extraña, porque a los 7 años ya le regalaron su primera cámara.

La idea de enfocar el blog a la temática “urbana” surge del amor-odio que muchas veces le despierta. Querer mostrar diferentes “postales”, varias facetas, intentar entreleer las ciudades que conoce y continúa conociendo en el día a día: Buenos Aires, ahora São Paulo (donde está ahora viviendo) y seguramente vendrán otras. Leer la ciudad, observarla con detenimiento, caminarla… Además de las “Postales porteñas” y las “Postales paulistas” hay otra sección destinada a “Postales viajeras” que se continuará completando con futuros viajes.

De postales urbanas, Buenos Aires

De postales urbanas, Buenos Aires

Para inspirarse, lee otros blogs de viaje, de fotografía, de diseño, moda y otros tantos, la mayoría en español y algunos en portugués.

La información para el blog surge a través de la mirada, de la observación de los lugares que fotografía. Después, llega el momento de reflexión, en el que piensa cuál ha sido el resorte que le ha hecho pararse en ese momento para captarlo con su cámara, y depués, lo escribe a sus anchas en el post junto con alguna información relevante de ese sitio.

Como objetivo y sueño admite que le gustaría tener una constancia en este proyecto, dedicarle el tiempo y las energías para que las postales que se vayan publicando sean leídas y que gusten al lector.

Nos cuenta que desde pequeña manda postales. De hecho, mantuvo una amistad por correspondencia con una gran amiga que cuando teníamos 6 años se fue a vivir fuera de Argentina. Se enviaban cartas y postales pero luego con el email perdieron esa buena costumbre. Luego se reencontró de nuevo con el correo y las postales a los 19 años mientras vivía fuera de Argentina y comenzó a enviar a su familia una postal de cada lugar que iba visitando. Recuerda que cuando volvió a su casa y vió todas las postales que había estado mandando fue un momento único. Por ello, siempre suele mandar postales.

Cuando le preguntamos sobre cuál es su ciudad favorita, nos cuenta que tiene retazos de muchas ciudades que arman su ciudad imaginaria: algunas callecitas de Buenos Aires y los jacarandás florecidos en noviembre, los pasajes de París y el Pont des Arts, la Escadaria Selarón de Rio de Janeiro, el color anaranjado de Roma, los parques de Viena, unos graffitis de Berlín y São Paulo, el Parc Güell de Barcelona y también el faro de Cabo Polonio que no es una ciudad pero es uno de sus lugares mágicos. Y así podría seguir con todos esos recortes con los que formaría su ciudad ideal.

 Desde aquí, le seguimos animando a que nos muestre esa ciudad idílica a través de sus particulares postales urbanas.

Blog de Pepetravel

Paula mirando Buenos Aires