Inaugurado un hotel islámico "halal" en Egipto

Blogshalcon-Hoteles-Un hotel islamico halal en Egipto

Acaba de ser inaugurado un hotel islámico halal en Egipto. Un establecimiento de tres estrellas donde no se sirven alcohol ni tabaco -ni siquiera se pueden fumar los tradicionales narguiles- y donde hombres y mujeres se alojan por separado, con una planta para cada sexo.

Un viaje a Egipto no tienen por qué limitarse a visitar pirámides y templos milenarios o estatuas colosales de faraones, como tampoco regatear febrilmente con vendedores de souvenirs o hacer un crucero por el Nilo. Si has estado alguna vez en ese maravilloso país es probable que hayas pasado algún día en el sur de la península del Sinaí, en la zona del Mar Rojo, un centro de vacaciones de sol, playa y deportes acuáticos.

Allí hay localidades de gran popularidad como Sharm-El Sheik o Hurghada, donde una jornada normal consiste en relajarse totalmente sobre la arena, bucear en las cristalinas aguas o pasear en alguna embarcación, cuando no directamente quedarte en el hotel disfrutando de sus piscinas, restaurantes y espectáculos.

Pero en este blog ya hemos hablado con anterioridad de la diferenciación, la especialización de clientela por sectores para añadir ese plus de originalidad en la búsqueda de nuevos nichos de negocio. Y ahora, un empresario local del sector acaba de abrir un hotel destinado en exclusiva a los que viven el Islam de manera literal y extrema.

El sitio está en Hurghada, ciudad cosmopolita que acoge turistas de casi todas partes y por donde, entre avenidas con palmeras, bulevares asomados al mar, grandes resorts de moderna arquitectura y pomposos coches de lujo, pululan turistas con sus cámaras, europeos enrojecidos por el sol, americanas en biquini y japonesas tapadas hasta los ojos para mantener su piel pálida. Tapadas se ve también a muchas musulmanas, bien con hiyab, bien con niqab; incluso en la playa.

Normalmente unos y otros comparten hotel sin mayor problema. Hasta ahora, en la que tienen esta nueva oferta que puede hacerles inclinarse por ella a quienes se sientan más cómodos así. Sobre todo ellas, que dispondrán de su propia piscina y podrán bañarse prescindiendo de sus largos ropajes o ir al gimnasio a determinadas horas. En su planta sólo hay empleadas, ningún hombre.

No está todo hecho; el hotel se llama 4 Win y aunque ya ha abierto sus puertas todavía no está terminado. Eso sí, en la inauguración, los trabajadores protagonizaron una curiosa ceremonia, rompiendo botellas de alcohol y tirando su contenido. Curiosamente, los clientes que traigan sus propias bebidas alcohólicas pueden consumirlas en el establecimiento, pues se admiten no musulmanes, se supone que para garantizar un mínimo de clientela.

El creador de 4 Win, Yasser Kamal, va más allá y pide a las autoridades que no permitan el acceso de niños a hoteles en los que sirvan alcohol. Sin embargo, Ahmed Aldor, director de Turismo de Hurghada, aunque acepta que haya hoteles islámicos no quiere imposiciones que alejen a los turistas no musulmanes, máxime después del desastre que supuso la revolución egipcia para el sector, si bien la zona del Mar Rojo lo notó mucho menos.