Un manantial de ciudades-balneario

Paraísos termales

Si buscáis unas vacaciones sin planes, sin horarios, sin prisas…  aquí tenéis una selección de los mejores destinos balnearios donde relajarse ya sea disfrutando de un baño o simplemente de su belleza natural. ¡Preparad vuestra mente y vuestro cuerpo!
Laguna Azul se encuentra Grindavik (muy cerca a Reikiavik)

La Laguna Azul

Bath:

No es de extrañar que esta ciudad, de unos 80.000 habitantes, fuese declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus termas romanas son uno de los mejores reclamos ya que son de los mejores vestigios que se conservan en el mundo. Las termas, con vistas a la Abadía del siglo XV, poseen los únicos manantiales naturales de agua caliente de las Islas Británicas.

Budapest:

La capital húngara se caracteriza por tener 118 manantiales, de los que cada día brotan más de 70 millones de litros de aguas termales. Tres son los lugares más famosos donde poder daros un baño: el histórico de Rudas (del siglo XVI), el de Gellert, y el de Széchenyi (uno de los más grandes de Europa).

Széchenyi es una de las ciudades perfectas para hacer turismo de balnearios

Széchenyi

Bagno Vignoni:

Viajamos hasta el país que fue cuna de la civilización romana. Y allí, en plena Toscana, encontramos esta ciudad que posee una piscina-balneario de 2000 años de antigüedad. Su agua mana a una temperatura de 49ºC. de una fuente situada a 1.000 metros de profundidad.  Sin embargo, si queréis bañaros, os recomendamos unas instalaciones más modernas: Le Terme o las históricas de Santa Caterina.

Grindavik:

Parece que en Islandia solo vamos a ver hielo o que vamos a sentir mucho frío, pero es todo lo contrario. Es uno de los países de Europa con mayor actividad geotérmica, de hecho posee hasta 800 manantiales termales.

Si viajáis hasta la ciudad de Grindavik (muy cerca a Reikiavik) podréis bañaros plácidamente mientras observáis un paisaje gélido: La Laguna Azul os dejará boquiabiertos por sus aguas azul turquesa.

Bath es una de las ciudades más importantes de los balearios

Bath

Karlovy vary:

Junto con Mariánské Lázně y Františkovy Lázně forman el ‘triángulo de la Bermudas’ de las aguas medicinales y curativas en República Checa.

En Karlovy Vary en concreto sienten tal adoración por las fuentes que las enumeran, miden su temperatura del agua y por supuesto, adornan todo su alrededor.  Del subsuelo brotan 80 manantiales con agua fría, hirviendo, potable o no, pero en definitiva, litros de agua recorren bajo el suelo de la ciudad.

Pamukkale:

Si viajáis a Turquía os animamos a que probéis la experiencia de visitar un hamman. Los baños turcos mezclan las propiedades de las aguas termales, con un ambiente que invita a la relajación absoluta con la decoración de las estancias, los vapores perfumados, el sonido del agua cayendo… Pero para espectaculares son las de Pamukkale porque se encuentran al aire libre. Han sido nombradas Patrimonio de la Humanidad en 1988 por la UNESCO. Se construyeron sobre las ruinas de la ciudad greco-romana de Hierápolis.  

Pamukkale es uno de los balnearios más bellos al aire libre

Pamukkale

Artículos relacionados