Un recorrido de ensueño por los países bálticos

riga
Son muchos los países cuyas costas son bañadas por las aguas del Mar Báltico, aunque el apelativo de país o estado báltico se refiere únicamente a Letonia, Lituania y Estonia. Estos tres países, si bien antiguamente se anexaron a la extinta Unión Soviética, comparten una afinidad cultural, étnica y lingüística, pese a que en Estonia se siente especial afinidad por Finlandia, pero apartando terminologías, constituyen un destino completamente único en Europa. ¿Te habías imaginado unas vacaciones en los países bálticos?

Halcon Viajes te propone el recorrido especial por el Puente de Mayo por algunas de las ciudades más representativas de esta región. Ningún otro mejor sitio para comenzar que por Riga, la capital de Letonia y la más grande de todos los estados bálticos.

Esta elegante ciudad, también llamada popularmente como la París del este, es el centro cultural, político, económico e industrial de la región. No en vano, fue ha sido elegida como Capital Europea de la Cultura para el 2014, junto a la ciudad sueca de Umeå. Tiene una importante muestra de arquitectura Art Nouveau y su centro histórico es una verdadera pasada, tanto que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad. No debes perderte un paseo por la Plaza del Ayuntamiento, la Casa de los Cabezas Negras, el Castillo de Riga y la Iglesia de San Pedro.

Siguiendo hacia el interior del país, nos topamos con la localidad de Sigulda, un reducto de castillos medievales y exuberante naturaleza. Entre ellos, el Castillo de Turaida, recientemente restaurado, es una de las estructuras más impresionantes de Letonia y que curiosamente cumple 800 años en 2014.

En contraste con el aspecto de cuento de hadas, Sigulda también es sitio de peregrinaje para actividades llenas de adrenalina, con parques de aventura, túneles de viento vertical, teleféricos y exploración de cuevas, como la más profunda de los países bálticos, Gutmanis. Ubicada en el Parque Nacional de Sigulda, la impresionante gruta tiene 19 metros de profundidad y más de 10 metros de alto, producto de 10.000 años de erosión.

Cruzamos la frontera hacia Pärnu, un balneario turístico en la bahía del mismo nombre en Estonia. El pequeño pueblo costero es la capital del verano en Estonia, llena de playas de arena blanca, vida nocturna y donde mejor se disfruta del veraniego sol en el país nórdico. Durante el verano, la ciudad se llena de festivales, conciertos y ferias. Una oportunidad para experimentar el verano desde una perspectiva muy distinta a la nuestra.

Por último, no puede faltar una visita a la capital de Estonia y su ciudad más visitada: Tallin. Bien por avión, crucero o por ferry (se puede viajar a Helsinki y vuelta), Tallin combina la mejor arquitectura medieval, y dado sus estrechos lazos con Finlandia, con una extendida cultura de balnearios y saunas. No te pierdas un paseo por las murallas así como una visita a la Catedral de Alexander Nevski, al mejor estilo ruso ortodoxo. Tampoco pierdas la oportunidad de subirte a bordo con esta oferta especial todo incluido, con vuelos ida y vuelta desde Madrid y Bilbao, hotel, traslados, visitas y el régimen que hayas elegido.