Una abadía medieval reconvertida en hotel

Abadia medieval convertida hotel

Como ya hemos comentado más de una vez, otra forma original de restaurar antiguos edificios monumentales de interés histórico o artístico es reconvertirlos en hoteles. Un buen ejemplo se ha podido ver hace poco, hace un par de semanas, en Sardón de Duero (Valladolid), con la inauguración oficial del Hotel Abadía Retuerta Le Domaine: los huéspedes se alojarán para su solaz en el mismo lugar que hace casi un milenio (desde el año 1145) ocupaban los monjes en el ejercicio de su vocación espiritual.

La apertura se llevó a cabo con una ceremonia a la que asistieron autoridades de la comunidad de Castilla y León, empezando por el presidente de su Junta, Juan Vicente Herrera, y otros políticos municipales como el alcalde de Sardón del Duero, Emiliano Alonso, así como empresarios regionales del sector.

Juntos ofrecieron al público esta abadía benedictina (orden premonstratense) del siglo XII a cuyo estilo románico (con añadidos barrocos posteriores) se suma ahora el haber sido sometida a una rehabilitación a cargo del arquitecto italiano Marco Serra que costó 30 millones de euros.

De abadía a hotel de lujo

Ubicada en el kilómetro 332,5 de la carretera nacional 122, en una finca de 700 hectáreas rodeada de viñedos ya que está el sitio pretende aprovechar el turismo enológico, es un edificio de 3 plantas catalogado como Bien de Interés Cultural (dado que es uno de los 2 únicos que se salvaron de la destrucción de las tropas napoleónicas) que conserva aún la iglesia, la sacristía, el claustro, el refectorio y la sala capitular, destinadas a eventos especiales y con aforo para 200 personas.

Aunque las obras se terminaron ya en diciembre, el hotel permaneció cerrado hasta ahora en fase de puesta a punto. De hecho aún no se habría concluido del todo puesto que se espera agrandarlo para 2014 y dotarlo de un spa completo (gimnasio, salas de masajes, yoga, piscinas…) que permitirá la creación de casi un millar de puestos de trabajo, entre directos e indirectos, en 5 años. De momento su plantilla es de un centenar de personas.

Planteado como establecimiento de lujo -tiene 5 estrellas-, dispone de 18 habitaciones dobles y 2 suites más una suite Junior a los que se suman un restaurante gourmet, una vinoteca, un bar con chimenea y varios salones. También un curioso Jardín-Museo concebido como espacio expositivo para las esculturas del artista contemporáneo Ulrich Rückriem. Y hablando de curiosidades, no hay que olvidar que el Abadía es el primer y único hotel español con servicio completo de mayordomo para optimizar la estancia del cliente.